Solicitan pronunciamiento de la OEA sobre general venezolano preso

Mediante una petición en línea, que en menos de un día reunió a más de tres mil suscriptores, el partido Voluntad Popular (VP) pidió a la OEA pronunciarse sobre el caso del general retirado Antonio Rivero, 14 días preso y en huelga de hambre.

Rivero, ex director nacional de Protección Civil (PC) y actual dirigente nacional del opositor partido VP, se declaró en huelga de hambre tras ser detenido por agentes de inteligencia, el 27 de abril pasado.

Voluntad Popular indicó este viernes en una nota de prensa que Rivero ha sido objeto de una persecución política que busca extenderse a toda la dirigencia opositora de Venezuela.

Al respecto, señaló que al militar retirado y dirigente político se le imputa el delito de asociación para delinquir, tipificado en la Ley Orgánica contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo, por el simple hecho de pertenecer a Voluntad Popular.

Según VP, la legislación venezolana establece que "para que exista asociación para delinquir deben existir al menos tres personas asociadas. Sin embargo, en la audiencia preliminar el Tribunal 41 de Control prescindió de este requisito legal e imputó a Rivero".

El texto dirigido a la Organización de Estados Americanos (OEA) advierte que el hecho de pertenecer a un partido político se entendería ahora como que "esa es la asociación a la cual se refiere la ley".

"De este modo, se podría estar dando el primer paso para la ilegalización de los partidos políticos en Venezuela", alertó el instituto político.

El partido opositor agregó que la fiscal encargada del caso, Gineira Rodríguez, "no aportó elementos probatorios que indicaran que Rivero estaba involucrado en algún delito, sin embargo, se decidió mantenerlo privado de libertad".

Voluntad Popular denunció que el militar retirado es mantenido aislado, sin acceso telefónico y en huelga de hambre, por lo que sólo ha podido ser visitado en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) por algunos de sus familiares.

Ante esta situación, VP manifestó su respaldo a una solicitud de aplicación de la Carta Interamericana Democrática, planteada por la Mesa de Unidad Democrática por la violación a los derechos fundamentales y la evidente falta de independencia de los poderes públicos.