Aplaza Centroamérica creación de secretaría sobre seguridad

La XLII Cumbre de Centroamérica, con la presencia de cuatro de ocho presidentes, finalizó hoy aquí sin concretar la creación de una secretaría de seguridad, pero con el acuerdo de fortalecer mecanismos existentes.

"El primer paso que se da es el fortalecimiento de la dirección (de seguridad) que ya existe, ese es un paso importante en un tema que tanto ha afectado a Centroamérica", dijo el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, a periodistas.

Mientras se consolida la actual entidad adscrita a la Secretaría de Integración de Centroamérica (Sica), los países trabajarán en reformar el Protocolo de Seguridad de Centroamérica de 1995 para elevarlo a una secretaría, con más poder de decisión.

"Los presidentes ven ese fortalecimiento como un paso a una decisión final que es la consolidación de una secretaría, pero requiere una reforma al tratado marco", explicó el secretario de la SICA, el salvadoreño Hugo Martínez.

La cumbre de mandatarios, que duró dos días y contó con la presencia del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, se celebró en un exclusivo hotel de Playa de Buenaventura, 120 kilómetros al suroeste de la capital panameña.

A la reunión asistió Pérez Molina, el anfitrión Ricardo Martinelli; el mandatario de República Dominicana, Danilo Medina, y el primer ministro de Belice, Dean Barrow. Nicaragua, Costa Rica, El Salvador y Honduras fueron representados por cancilleres o vicepresidentes.

Aunque se ausentaron cuatro mandatarios, el presidente panameño calificó la reunión como "muy fructífera".

Martinelli entregó a Medina la Presidencia Pro Témpore de la SICA para ejercerla en los próximos seis meses.

Durante el foro, la Unión Europea (UE), Qatar y Nueva Zelanda se sumaron como observadores extrarregionales del proceso de integración del área centroamericana.

En la "Declaración de Buenaventura", los mandatarios reconocieron que aún deben avanzar en implementar los pilares de diálogo político y cooperación del Acuerdo de Asociación con la UE, luego de ponerse en vigencia este año el componente comercial.

Además, demandaron de la comunidad internacional "un mayor y continuo apoyo" a la estrategia de seguridad centroamericana.

En este marco, la UE firmó un acuerdo para donar 14 millones de euros (21 millones de dólares) para la seguridad regional y otros 900 millones de euros (mil 200 millones de dólares) en cooperación para el desarrollo en el periodo 2014-2020.