Migración, un fenómeno inadvertido mimetizado en trenes: académico

La migración se ha convertido en un fenómeno en el que la gente pasa sin ser vista, al ser una problemática donde las personas se mimetizan en los vagones de los trenes y son miles los que están en movimiento, afirmó el arquitecto Ginés Lauricica Gaunche.

Durante la presentación del proyecto artístico-cultural "Todos somos migrantes: haciendo camino al andar", el director de la Facultad de Arquitectura de la UADY, lamentó la falta de soluciones locales que arraiguen a las personas a su localidad.

El funcionario de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) destacó que el mundo de hoy se debe a la migración, tal como lo establecen las teorías antropogénicas con los primeros movimientos de migrantes del África al resto del mundo.

Añadió que la migración no es un tema que "vaya a pasar", por el contrario se ha incrementado a causa de las guerras, el derramamiento de sangre, crisis económicas, falta de oportunidades y de crecimiento económico ordenado.

Estos fenómenos, expuso, "han llevado a acelerar los procesos de migración del campo a las ciudades y el fenómeno de la urbanización no tiene soluciones que permitan arraigar a las personas a sus comunidades y creemos que va a continuar este problema".

Al respecto, la coordinadora del encuentro cultural, que se lleva a cabo del 13 al 18 de diciembre, Verónica Rodríguez Serrano indicó que la migración que se mueve al norte del país no es tan evidente en Yucatán, dado que el tren que transporta a los migrantes no pasa por la entidad.

Sin embargo, expuso que existen dos fenómenos que llaman la atención como son la llegada de indocumentados extranjeros en busca de un trabajo y el retorno de numerosos migrantes yucatecos, víctimas de las leyes antimigración de Estados Unidos.

"Estamos viviendo la llegada de migrantes que busca refugio en comunidades locales, los cuales buscan un trabajo, a fin de poder tener un guardadito que les permita contar con dinero para cumplir con su objetivo principal, llegar a Estados Unidos", dijo.

"También tenemos que el impacto de las leyes de Estados Unidos en materia de antiinmigración ha provocado que muchas familias vuelvan, empero, muchos de sus miembros no tienen ya la idiosincrasia de yucatecos y les es difícil adaptarse", expuso.

Estas personas, indicó, no sólo no hablan el mismo idioma (español), sino que la gente local hasta suele despreciarlos porque dicen "son de otro lado".

Ante esto, destacó que profesores y alumnos de la Facultad de Arquitectura buscan sensibilizar sobre este problema mediante muestras plásticas y gráficas, talleres, un ciclo de cine, mesa panel y la intervención artística con graffiti de un vagón de ferrocarril, para simbolizar el movimiento migrante.