Conmemora Tempus Fugit natalicio de Benjamin Britten

Con motivo del centenario del natalicio del compositor, director de orquesta y pianista británico Benjamin Britten (1913-1976), el ensamble Tempus Fugit presentó anoche la ópera de cámara "La violación de Lucrecia", en el Teatro de la Ciudad "Esperanza Iris".

Bajo la dirección concertadora de Christian Gohmer y escénica de Clarissa Malheiros y Juliana Faesler, la propuesta escénica es una producción apoyada por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México y el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), a través de la beca México en escena.

Un ring y toda la parafernalia que hay de tras de este espectáculo deportivo, fue suficiente para que los actores, ataviados como romanos, se enfrentaran como dignos guerreros.

La ironía, el sarcasmo y la traición se hicieron presentes en el desarrollo de la ópera, a través de los generales romanos que estaban en conflictos con los griegos y, por ende, dejaban a sus parejas solas en sus hogares, lo que provocaba más el enojo de ellos.

La historia de "La violación de Lucrecia" inicia en un campamento de batalla, a las afueras de Roma, donde los generales Collatinus y Junius beben junto al rey Tarquinius.

Al hablar de la fidelidad femenina Tarquinius y Junius se sienten humillados, pues sus esposas les han sido infieles a sabiendas de toda Roma.

Lucrecia, esposa de Collatinus, es la única que se ha mantenido en castidad, por lo que Junius aprovecha la humillación para sembrar el deseo en la mente de Tarquino, quien decide ir a buscar a Lucrecia.

Ella en su casa teje junto a Blanca y Lucía. Lucrecia añora la presencia de su esposo Collatinus. Al anochecer, Blanca sugiere a Lucrecia ir a descansar, sin embargo, tocan a la puerta y Tarquino es recibido en la casa de Collatinus ante el nerviosismo de Blanca y Lucía. El rey le pide posada para esa noche y Lucrecia le brinda hospitalidad.

Entonces se escuchan reclamos contra los etruscos, representados por el rey Tarquinius. Dentro de la casa, Lucrecia descansa en su alcoba y Tarquino entra a la habitación de su anfitriona e intenta seducirla para humillar a Collatinus, nadie puede estar por encima del rey. Lucrecia muestra resistencia, pero no puede evitarlo, por lo que se desencadena una serie de situaciones de conflictos y muerte.

El elenco de "La violación de Lucrecia", que tendrá funciones hoy y mañana en el recinto de Donceles, está conformado por Amelia Sierra (Lucrecia); Enrique Ángeles (Tarquinius); Luis Rodarte (Collatinus); Graciela Morales y Diana Peralta alternan el papel de Lucía, y Juan Carlos Heredia y Vladimir Rueda lo hacen con el papel de Junius.