Tribunal Electoral federal anula elección municipal en Tlaxcala

La Sala Superior del TEPJF anuló la elección en la que ganó Javier Cuatepitzi Corte, de Movimiento Ciudadano, en Acuamanala de Miguel Hidalgo, Tlaxcala, por lo que el Congreso estatal deberá convocar a elecciones extraordinarias.

Durante la sesión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), los magistrados avalaron por unanimidad el proyecto propuesto por la magistrada María del Carmen Alanís Figueroa.

Con ello, se determinó revocar la resolución de la Sala Regional Distrito Federal, que dejó sin efectos la sentencia de la Sala Unitaria Electoral Administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Tlaxcala.

Dicha sala había reconocido el triunfo de Cuatepitzi Corte, candidato de Movimiento Ciudadano y ordenó al Congreso del estado convocar a comicios extraordinarios en los términos de la legislación vigente.}

Los magistrados argumentaron que dicho los resultados transgreden el principio de certeza de la elección en el municipio de Acuamanala de Miguel Hidalgo, por tal razón se revocó la entrega de la constancia de mayoría a favor de Alejandrino Espinoza Morales, del Partido Acción Nacional (PAN), y ordenó la realización de nuevos comicios.

La magistrada ponente explicó que las violaciones al principio constitucional de certeza en las elecciones municipales de Acuamanala, conllevan a declarar la nulidad de la elección en el municipio.

Alanís Figueroa mencionó que existe violación grave y sustancial de un principio constitucional que debe estar presente en toda elección libre, auténtica y democrática.

Explicó que en el caso no hay manera de determinar cuál de los diversos resultados obtenidos administrativa o jurisdiccionalmente, es el que verdaderamente refleja la voluntad ciudadana externada en las urnas.

"Cuantitativamente las irregularidades son determinantes dada la mínima diferencia de dos votos entre el primero y segundo lugar y que significan 0.061 por ciento de los votos emitidos en la elección municipal", explicó.

En su ponencia, la impartidora de justicia consideró "que la falta de certeza de los resultados produce una incertidumbre grave y sustancial, al no existir certeza respecto de cuál de los partidos obtuvo el mayor número de votos".

A su vez, el magistrado Flavio Galván Rivera reconoció que los tres votos con doble marca que fueron detectados son nulos y no pueden tener ningún principio de certeza, ni indicio de legalidad, y por lo tanto se tienen que descontar del escrutinio y cómputo.

Por su parte, Pedro Esteban Penagos López estableció que "una elección se gana por un voto. Un voto puede ser la diferencia, siempre y cuando exista certeza jurídica", señaló el magistrado".