Despiden al ombudsman guerrerense

Familiares, colaboradores, amigos y conocidos le dieron esta tarde el último adiós a quien durante 23 años fungió como presidente de la primera Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (CDDH) Juan Alarcón Alarcón, víctima de cáncer a sus 80 años de edad.

A las 20:00 horas de ayer perdió la vida, el maestro y político guerrerense, luego de no resistir una operación al cual había sido sometido en un hospital privado en la capital del país.

Su cuerpo fue velado en funerales Chilpancingo. Por la madrugada acudió el gobernador Ángel Aguirre Rivero a efectuar una guardia de honor.

Durante el día se le efectuó en el funeral una misa de cuerpo presente; por la tarde, acompañado de decenas de familias, amigos, entre ellos funcionarios públicos y colaboradores fue homenajeado en su domicilio en la colonia 20 de Noviembre.

De ahí, fue llevado para otro homenaje de cuerpo presente en las oficinas de la Comisión de Derechos Humanos.

Posteriormente el cortejo fúnebre se dirigió al panteón central de Chilpancingo, donde sus restos fueron depositados en la Rotonda de Hombres Ilustres; ahí sus hijos, esposa y amigos le dieron el último adiós.

Al homenaje se sumaron organizaciones sociales y miembros del comité estudiantil de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, quienes antes del medio día llevaron a cabo una ceremonia de reconocimiento en la explanada de la Comisión de Derechos Humanos.

Abel Barrera Hernández, director del Centro de Derechos Humanos de La Montaña "Tlachinollan", lo destacó como una persona que siempre estuvo a la defensa de los grupos vulnerables, pero de manera especial lo recordarán como quien abrió la oportunidad al reconocimiento y respeto a las garantías individuales.

Nació en Ometepec el 20 de noviembre de 1933. Egresó de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Guerrero, fue dirigente estudiantil universitario y participó en el movimiento por la autonomía y la reivindicación de los derechos del pueblo (1960).