Impulsan el "bienestar" como elemento central del tema migratorio

El investigador de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Thomas Lothar Weiss, consideró que el concepto "bienestar" debe ser el elemento central de la agenda mundial en el tema de migración.

El jefe de Misión en México de la OIM, tuvo a su cargo la conclusión del Seminario Permanente sobre Migración Internacional (Sepmig 2013) en donde abordó el tema "bienestar", que se llevó a cabo este jueves en el Colegio de la Frontera Norte (El Colef).

En su ponencia, Lothar Weiss señaló que se busca que la comunidad del desarrollo centre su atención cada vez más en la medición del bienestar, el cual "debe ser el elemento central de la Agenda Mundial para el Desarrollo después del 2015".

Para obtener estos resultados, apuntó, se deben utilizar fuentes únicas, se trata del primer estudio mundial sobre el bienestar de los migrantes. La Encuesta Mundial Gallup se ha realizado a 25 mil migrantes en 150 países desde 2009 al 2011.

El concepto de bienestar, dijo, atiende distintos tipos: bienestar subjetivo, experiencial, financiero, laboral, físico, social y comunitario.

Con base en estos conceptos, añadió, es que busca la medición de experiencias subjetivas para conocer las condiciones del bienestar de los migrantes en la vida real.

Las comparaciones muestran que las personas con perfiles parecidos de la comunidad migratoria del sur al norte tienen mejores resultados que la migración sur-sur, mientras que personas que migran de un país del Sur a otro viven en peores condiciones.

Aseveró que en comparación con personas nacidas en países de destino, se manifiestan niveles de bienestar inferiores.

Los resultados difieren entre los migrantes del Norte (donde hay un mayor nivel de desempleo e ingresos más altos) y los del Sur (donde hay más problemas de salud, menos confianza en las instituciones nacionales y menos seguridad nacional), dijo.

Sobre el bienestar subjetivo evaluativo, los migrantes en el norte consideran que su vida es mejor que de no haber migrado, mientras que los del Sur consideran que es igual que si no lo hubieran hecho.

Además, el bienestar subjetivo experiencial expone que "los migrantes son personas más tristes que los nacidos en el país destino"; agregó aquí que la palabra clave es aislamiento.

El bienestar financiero detecta la disparidad de ingresos, anotó, éste es más pronunciado en migrantes sur-norte que migrantes sur-sur. En el norte, sin embargo, "tienen menores dificultades para cubrir sus necesidades básicas".

El bienestar laboral muestra que los migrantes tienen mayor tasa de participación en la fuerza laboral, pero se detecta mayor subempleo y desempleo en comparación con los nacidos en el país.

Es decir, en el norte los migrantes hacen frente a mayores tasas de desempleo; en cambio, los migrantes nacidos en el Sur se ven en niveles semejantes de desempleo. Además, los migrantes en general tienen mayor dificultad para encontrar el trabajo ideal.

Sobre el bienestar físico, los migrantes registran una pérdida en la salud. El bienestar comunitario en migrantes en el Sur es el de mayor inseguridad que el de migrantes en el norte.

El bienestar social presenta redes sociales eficaces entre migrantes Norte-Norte y Sur-Sur; en cambio, los de Sur-Norte tienen estructuras de apoyo social más débiles que los nacidos en el país y de las que tendrían de no haber emigrado.

Para concluir, afirmó que la migración mejora el bienestar de una serie de distintas dimensiones, sin embargo muchos migrantes todavía tienen que hacer grandes esfuerzos para alcanzar niveles satisfactorios de bienestar.