Busca Arizona impedir que la NSA espíe en la entidad

Arizona podría convertirse en la primera entidad estadunidense en aprobar una legislación destinada a obstaculizar la capacidad de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de espiar dentro de su territorio.

La propuesta de ley, presentada por la senadora estatal republicana Kelli Ward, establece que el gobierno estatal y local debe negarse a ayudar a la NSA a menos que primero presente una orden firmada por un juez.

La medida impediría que las corporaciones de policía y las cortes de Arizona utilicen cualquier información obtenida por la NSA sin orden judicial.

Ward explicó que su iniciativa también busca prohibir el uso de los recursos estatales para ayudar a la agencia federal, a menos que esté de conformidad con una orden judicial.

Esa normativa podría incluir que se niegue información o datos recabados por empresas de servicios públicos, explicó la legisladora.

De aprobarse, la iniciativa convertiría a Arizona en la primera entidad de Estados Unidos en imponer restricciones a la NSA y la propuesta podría ser imitada por otros estados.

Una legislación similar está siendo promovida ante las legislaturas de varias entidades por la Coalición OffNow, un grupo de organizaciones específicamente formado para luchar contra el espionaje de la NSA.

En la exposición de motivos de su legislación, Ward explicó que desea hacer lo que pueda para evitar que el gobierno federal realice labores de espionaje a sus propios ciudadanos, al menos no sin una orden judicial emitida por un tribunal.

La NSA ha estado bajo el escrutinio de la opinión pública, tras difundirse documentos obtenidos por el excontratista de esa agencia, Edward Snowden, que revelan el constante uso de tecnología para efectuar una intensa labor de espionaje dentro y fuera de Estados Unidos.