Promueven México y El Vaticano la paz y la justicia: Meade

México y El Vaticano sostienen valores universales como la promoción de la paz mediante la solución negociada de controversias y el desarme desde que en 1992 reanudaron relaciones diplomáticas, apuntó hoy el canciller mexicano José Antonio Meade.

En un artículo publicado en la edición vespertina del diario vaticano L´Osservatore Romano, Meade Kuribreña destacó que otros temas comunes son el respeto a los derecho humanos, la lucha contra la pena de muerte, el cuidado del medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Bajo el título "Empeño común para promover la paz y la justicia", el diario oficial dio cabida en sus páginas el artículo del canciller Meade, quien este viernes será recibido por el "número dos" del Vaticano, el secretario de Estado Pietro Parolin, y el presidente de la Gobernación Vaticana, el cardenal Giuseppe Bertello.

El funcionario mexicano señaló que la relación fluida entre ambos Estados se traduce en un diálogo reforzado y en cooperación creciente al interior de los foros internacionales.

"México, protagonista de la escena global, ha hecho del multilateralismo un baluarte de su operación internacional", explicó en el texto.

"Dialoga y coopera con todos los demás sujetos del derecho internacional con los cuales comparte valores universales, si bien reconozca en la Sede de Pedro un aliado estratégico en los esfuerzos por obtener mejores condiciones de desarrollo para la familia humana", añadió.

Según Meade, la importancia del rol que desarrollan México y El Vaticano se mide en función de los resultados obtenidos en materia de tratados internacionales.

Entre otros la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad (2006), el tratado sobre comercio de armas (2013), la lucha contra el cambio climático y una visión del desarrollo centrada en el ser humano, como en el reciente diálogo de alto nivel sobre migración y desarrollo en Naciones Unidas.

Estableció que los esfuerzos cumplidos por México a nivel internacional son válidos también en el flanco interno.

"La profunda transformación que el país está viviendo en materia educativa, en el campo de las telecomunicaciones, del sistema energético y de la finanza pública, permiten de hecho intensificar una política social enfocada a reducir la desigualdad que genera pobreza", precisó.

"Esto en un cuadro de pleno respeto por la dignidad humana y los derechos fundamentales. Objetivos con aquellos del entusiasmante mensaje pastoral del Papa Francisco, que tanto eco ha tenido en el país y en la comunidad internacional", enfatizó.

Puntualizó que México, nación de mayoría católica y que se define como una República democrática y laica, mantiene con El Vaticano un estrecho diálogo político.

En ese diálogo, sostuvo, se reconoce la "valiente obra de la Iglesia católica local y la contribución que ella da al desarrollo del país".

Como parte de este vínculo recordó que el beato Juan Pablo II visitó México en cinco ocasiones y Benedicto XVI lo hizo en 2012.

Asimismo subrayó que en la actualidad se puede afirmar que el cuadro jurídico mexicano es propicio al desarrollo de la misión espiritual de la Iglesia, porque la Constitución reformada este año garantiza la plena libertad religiosa en un Estado laico.

"México y la Santa Sede abrazan el futuro con renovada confianza en las posibilidades de contribuir al reforzamiento de un mundo de paz, de justicia y de armonía entre los hombres", manifestó Meade en el artículo.