Advierte FAO sobre impacto de enfermedad en producción bananera

La FAO advirtió hoy que sin un mayor compromiso para combatir la sigatoka negra, una enfermedad que ha devastado la producción de bananos y plátanos en el Caribe, la población vulnerable puede sufrir inseguridad alimentaria.

En un comunicado, la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) resaltó que la sigatoka negra está considerada una de las enfermedades más peligrosas del banano y el plátano.

Recordó que se propagó desde Asia y llegó al Caribe en 1991 y que los pequeños productores de banano no fueron capaces de asumir por sí mismos los gastos para combatirla, y las explotaciones bananeras resultaron diezmadas.

"La industria del banano en el Caribe lleva luchando desde hace tiempo por salir adelante, pero la llegada de sigatoka negra fue la gota que colmó el vaso", aseguró Vyjayanthi López, oficial de producción y protección vegetal de la Oficina de la FAO para el Caribe.

El organismo ha ayudado a afrontar la emergencia a República Dominicana, Granada, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas en las Antillas, así como Guyana, en la parte continental de Sudamérica.

"Las principales armas de la industria bananera, en particular la investigación y el desarrollo, se han debilitado debido a las limitaciones financieras. Y sin una voz fuerte en defensa de estos agricultores, el sector, especialmente en las islas tendrá dificultades para recuperarse", explicó López.

Según la FAO, los empleos agrícolas y de servicios generados por la producción bananera son vitales para los ingresos de las familias vulnerables y por lo tanto para su seguridad alimentaria.

Destacó que la sigatoka negra se desarrolla particularmente bien en climas cálidos y húmedos y con frecuencia se propaga por medio del comercio informal entre las islas.

Dijo que el banano es el alimento básico que ocupa la cuarta posición en el mundo, después del arroz, el trigo y el maíz. La producción anual se estima en unos 107 millones de toneladas, con tan sólo 16 millones de toneladas destinadas a los mercados internacionales, por valor de cerca de nueve mil millones de dólares.

Cada año, según la FAO, se producen en el mundo unas 37 millones de toneladas de plátanos.