Ejecuta Bangladesh a líder islamista por crímenes de guerra

El líder islamista Abdul Qader Mollah fue ejecutado hoy por su vinculación en los crímenes de guerra cometidos durante la guerra de independencia de Bangladesh en 1971, por lo que se temen protestas a menos de un mes de las elecciones.

Mollah, quien tenía 65 años de edad, es el primer dirigente del Partido Jamaat-e-Islami que fue ahorcado por delitos relacionados con el conflicto armado que permitió a Bangladesh independizarse de Pakistán.

El dirigente islamista fue sentenciado a muerte en septiembre pasado por crímenes de guerra durante la guerra de independencia de Bangladesh, proceso al cual se oponía.

Se trata de la primera ejecución que se produce en el país entre los cinco líderes islamistas condenados a muerte este año por delitos relacionados con la guerra de la independencia del país.

Mollah, quien fue ahorcado en la Prisión Central de Dacca, era el secretario general adjunto del partido Jamaat-e-Islami, que no puede presentarse a los comicios, pero que tiene un papel clave en el movimiento opositor que lidera el Partido Nacionalista de Bangladesh (BNP).

La ejecución de Mollah estaba prevista para un minuto después de la medianoche del martes pasado, pero los abogados del dirigente recurrieron al Tribunal Supremo.

Finalmente, el máximo órgano judicial rechazó este jueves el recurso de apelación, por lo que el líder islamista fue ejecutado esta noche, según el portal bengalí "bdnews24.com".

A principios de enero pasado, cuando inició el juicio contra Mollah, Jamaat e-Islami acusó al gobierno de la primera ministra, Sheikh Hasina, de llevar a cabo una venganza política que ha resultado en el encarcelamiento de varios de sus principales líderes.

La violencia suele intensificarse en Bangladesh cuando se acercan las elecciones generales, por lo que se teme ahora la reacción de los islamistas.