Amplía Liconsa cobertura en zonas de Cruzada Nacional contra el Hambre

Durante el presente año, el programa de abasto social de leche Linconsa reorientó su padrón de beneficiarios, lo que permitió transferir más de un millón de registros de zonas urbanas a poblaciones y comunidades indígenas, previstas en el marco de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

El director general de Liconsa, Héctor Pablo Ramírez Puga, dio a conocer lo anterior, y añadió que en 2012 se contaba con nueve mil 500 puntos de venta, mientras que en el presente año se abrieron 758 lecherías más, de las cuales 731 están en municipios de la estrategia Sin Hambre.

En rueda de prensa, el funcionario indicó que el dato de los beneficiarios que por primera vez reciben la leche Liconsa "es excepcional", al llegar a un millón 400 mil personas, que hoy tienen acceso a este nutrimento que hace a los niños crecer 2.5 centímetros más y aumentar su masa muscular en 700 gramos.

Recordó que el año pasado, Liconsa tenía cinco millones 900 mil beneficiarios, mientras que en la actualidad registra seis millones 345 mil "y lo más importante es que un millón de esos beneficiarios se reorientó a zonas indígenas marginadas".

Adicionalmente, comentó que de manera consciente con la transformación productiva del país, decidió comprar más leche a micro y pequeños productores mexicanos, lo que ha permitido que el 70 por ciento del lácteo sean adquisiciones nacionales y el 30 por ciento importaciones de países como Nueva Zalanda.

Hizo notar que en 2012 se contaba con nueve mil 500 proveedores nacionales de leche, mientras que al término del presente año el padrón suma 11 mil; y ha pagado un precio que es 60 centavos superior.

Anunció que entre los retos programados para el próximo año, se encuentra llevar la adquisición de leche a productores nacionales un 10 por ciento por encima del registro actual, a fin de reactivar la economía de este sector, y reducir las importaciones del lácteo, que son principalmente en polvo.

Mencionó que la Secretaría de Economía puso como meta en 2013 a Liconsa comprar a micro, pequeñas y medianas empresas un total de tres mil 948 millones de pesos, y esa suma fue superada pues hasta la primera quincena de diciembre se alcanzaron cuatro mil 602 millones de pesos.

Subrayó que esos registros colocan a Liconsa en el quinto lugar en compras, sólo después de Petróleos Mexicanos, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Comisión Federal de Electricidad y el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Señaló que para 2014, Liconsa debe consolidar y aumentar al padrón de beneficiarios, certificar a los municipios incluidos en la Cruzada Nacional Contra el Hambre como zonas con acceso a leche fortificada y disminuir las importaciones, entre otras cosas.