Migrantes en EUA prevén cambiar estrategia de lucha por derechos

A partir de este jueves, los migrantes en Estados Unidos iniciaron una nueva estrategia a través del Día Nacional de Acción Diferida contra las Deportaciones, para exigir al presidente Barack Obama que cesen las expulsiones de migrantes.

En conferencia de prensa en el Distrito Federal, Carlos Arango, representante en Chicago de la organización binacional Migrantes de Aztlán, aseguró que la reforma migratoria propuesta en el Congreso de Estados Unidos "está muerta".

En ese sentido, diversas organizaciones en Estados Unidos decidieron iniciar este jueves una nueva estrategia para que los cambios en materia migratoria vengan del Ejecutivo.

Con base en un petición formal firmada por varios legisladores federales de diferentes estados de la Unión Americana, las organizaciones de migrantes salieron las calles de Los Ángeles, Chicago, Seattle y Atlanta, para pedir que se aprueben medidas administrativas.

La idea es recordarle al presidente Barack Obama que su elección y reelección se debieron al voto latino y por lo tanto él debe hacer lo que tenga en sus manos para beneficiar a los migrantes.

Carlos Arango recordó que al llegar enero de 2014, se habrán deportado a dos millones de personas desde Estados Unidos en lo que va de las administraciones de Obama y 90 por ciento de esas personas son mexicanas.

En ese sentido, el Día Nacional de Acción Diferida contra las Deportaciones tiene el objeto de exigirle al presidente que cesen las deportaciones y se permita a los migrantes acceder a empleos y viajar libremente de Estados Unidos a otros países y viceversa.

Todas ellas, son facultades que tiene el Poder Ejecutivo y no debe esperar a que el Legislativo apruebe modificaciones, que evidentemente no quiere avanzar, porque el Partido Republicano está cooptado por la extrema derecha que no deja avanzar estos temas.

Recordó que los llamados "dreamers" ya se beneficiaron de una acción de esta naturaleza, lo cual demuestra que sí se pueden tomar medidas a favor de los migrantes, independientemente de los cambios legislativos.

Además, agregó que a la luz de los acuerdos en materia de educación alcanzados entre los presidentes Enrique Peña y Barack Obama, este tema de los "dreamers" podría usarse como punta de lanza para una solución más integral.