Rechaza primera dama uruguaya críticas a legalización de mariguana

La primera dama de Uruguay, Lucía Topolansky, desestimó hoy las críticas de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en contra de la legalización de la mariguana en su país, que fue aprobada el martes pasado por el Senado.

"Una cosa es un burócrata en una oficina y otra cosa es cuando se tiene que tratar la realidad de la gente", advirtió la también senadora, que junto a sus compañeros del oficialista Frente Amplio votó una reforma histórica para legalizar la mariguana.

El martes pasado, los 16 votos a favor y 13 en contra que tuvo la iniciativa convirtieron a Uruguay en el primer país del mundo en legalizar la producción, venta y consumo de mariguana, pero la ONU denunció que con esta decisión se violan convenios internacionales.

Topolansky negó las acusaciones del organismo internacional y subrayó que "nosotros antes de aprobar la ley chequeamos todos los tratados internacionales, tenemos nuestra interpretación jurídica".

También recordó que hay posiciones encontradas al respecto en el ámbito internacional, ya que el proyecto uruguayo fue apoyado por personalidades como los ex presidentes de Brasil, Fernando Henrique Cardoso; de México, Vicente Fox y de Colombia, Ernesto Samper.

Más allá de las críticas, la senadora reiteró que la nueva ley busca "golpear al negocio millonario y la criminalidad asociada a la droga" a través del autocultivo, los clubes de cannabis con membresías y la producción estatal a través de la red de farmacias.

La medida era necesaria, agregó, porque aunque se redujeron los índices de criminalidad en Uruguay, "subimos los ajustes de cuenta, el sicariato, nos desvela que un chiquilín de barrio 'se enganche' por unos billetes verdes y finalmente lo terminen matando".

A juicio de Topolansky, todo ello es resultado del fracaso de la guerra contra el narcotráfico en América, lo que ha sido reconocido de manera implícita incluso por Estados Unidos, en donde ya hay estados que, al igual que Uruguay, ya legalizaron la mariguana.