Logra Brasil su quinto título mundial en Corea del Sur-Japón 2002

Luego de la pésima actuación que tuvo en la final de la Copa del Mundo Francia 1998, donde perdió ante el anfitrión, la selección de Brasil llegó a Corea del Sur-Japón 2002 por sus fueros y de qué manera, pues ganó todos sus partidos y se coronó por quinta ocasión en su historia.

En territorio francés la escuadra amazónica sólo perdió un duelo en la fase de grupos, 1-2 con Noruega, y cayó en el más importante, 3-0 en la final ante Francia, que aprovechó que la estrella brasileña Ronaldo jugó disminuido por un problema de salud.

Sin embargo, cuatro años después, tanto el equipo como el goleador se reivindicaron, pues Ronaldo terminó como el máximo goleador de la justa con ocho anotaciones para adjudicarse la "Bota de Oro" y de paso llevó a su equipo a la final que ganó 2-0 al cuadro alemán.

En la fase de grupos, la "verdeamarela" venció 2-1 a Turquía, 4-0 a China y 5-2 a Costa Rica para avanzar como líder del sector C; en octavos de final dio cuenta de Bélgica por 2-0 y en cuartos de final superó a Inglaterra 2-1.

Michael Owen adelantó al equipo "de la rosa" al minuto 23, pero Rivaldo logró la igualada cuando se jugaba el segundo minuto extra del primer tiempo y Ronaldinho, al 50', puso las cifras definitivas para el "scratch du oro".

El futbol vistoso y alegre del cuadro sudamericano siempre agradó en las tribunas y en semifinales, con ese ritmo "brasileiro", se impuso 1-0 con gol de Ronaldo a un combinado de Turquía que le complicó las cosas, pero supo salir avante para instalarse en la final por tercer mundial seguido.

Así llegó la revancha, ahora en la cita asiática y con Alemania como oponente, pero de la mano del exjugador de clubes como Real Madrid y Barcelona, quien marcó los goles, Brasil se coronó para convertirse en pentacampeón del mundo.

Luego de más de una hora de partido sin que los equipos se hicieran daño, un error de Oliver Kahn le abrió la puerta del triunfo a los brasileños.

Tras un disparo potente y lejano de Rivaldo, el portero intentó quedarse con el balón y no pudo, lo que ocasionó dejar el esférico a merced del astro sudamericano, quien solo lo empujo para poner el 1-0 en el Estadio Internacional de Yokohama, al minuto 67.

Doce minutos después, Rivaldo dejó pasar el esférico para Ronaldo, quien recibió y atrás del manchón de penal disparó con derecha para poner el balón fuera del alcance de Kahn, que pese a la estirada no pudo evitar el gol ni la coronación brasileña.

Con Rivaldo y Ronaldinho, Ronaldo hizo de las suyas y le dio a Brasil su quinto título del orbe, ese año dirigidos por Luiz Felipe Scolari, con lo que borraron la mala impresión que dejaron en su anterior final en Francia 98.