Aprueban en UE derecho a cuenta bancaria para los residentes

El Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy una propuesta de la Comisión Europea (CE) que obligaría a los bancos de la Unión Europea (UE) aceptar como cliente a cualquier persona que resida legalmente en la mancomunidad.

"En el mundo actual, tanto los consumidores como el sector minorista dependen del acceso a los servicios de pago modernos", argumentó el diputado alemán Jürgen Klute, defensor de la propuesta en la Eurocámara.

"Los servicios de pago electrónico no son muy costosos y pueden facilitar la vida de los consumidores, impulsar la eficacia de los negocios y ayudar a modernizar nuestras economías. Por tanto, el Parlamento considera urgente exigir a los bancos que faciliten estos servicios", añadió.

Según el plan, que aún debe ser aprobado por los gobiernos de los 28 países, los bancos europeos ya no podrán denegar el acceso a una cuenta bancaria básica por motivo de nacionalidad o del lugar de nacimiento del solicitante.

Sin embargo, el beneficiario deberá demostrar un vínculo verdadero con el país donde pretende abrir la cuenta.

Las cuentas de pago básicas permitirán a los usuarios pagar o retirar dinero y ejecutar transferencias dentro de la UE, aunque no incluirán la posibilidad de quedar al descubierto y estarán sometidas a comisiones más bajas que los demás servicios ofrecidos por el banco en cuestión.

Los bancos también estarán obligados a informar de sus normas y comisiones de manera clara y fácil de ser comparada con las de otras entidades, con el fin de facilitar el traslado a otra cuenta con mejores condiciones.

Al mismo tiempo, cada país deberá poner en marcha al menos una página web independiente en la que se comparen las comisiones que se cobran y el interés que pagan los bancos.