Acusa milicia islámica centroafricana a Francia de posible genocidio

Las milicias islámicas que operan en la República Centroafricana responsabilizaron al ejército francés de participar en un posible genocidio en esa nación, pues se han puesto del lado de las milicias cristianas, informó hoy la radio Europe 1.

Los soldados franceses llegaron para proteger a los ciudadanos y, normalmente, deben de proteger a todos, cristianos o musulmanes, pero han tomado el camino de los primeros y nosotros no estamos contentos, dijo uno de sus comandantes.

Adam Ali Mahamat, jefe de uno de los destacamentos de combatientes islámicos, precisó a Europe 1 antes de hablar de la posibilidad de un genocidio, que ya dijo a sus cercanos que no los puede proteger y que están en riesgo.

Mahamat era uno de los comandantes de la Séléka, coalición de grupos musulmanes que ahora se autodenominan ejército nacional de la República Centroafricana.

El pasado 24 de marzo el entonces presidente François Bozizé, quien llegó al poder mediante un golpe de Estado en 2003, fue desplazado de la misma forma por Séléka bajo el liderazgo de Michel Djotodia.

Pero Djotodia a su vez perdió el control de la coalición, y su llamado a considerar bandidos a quienes sigan en ese grupo ha caído en el vacío.

La falta de control significa la detención del aparato estatal, incluido la recaudación de impuesto y en consecuencia el pago de salarios a los burócratas, mientras el grueso de los ingresos por el comercio de diamantes, base del país, cayó en manos de jefes tribales.

Ante la situación Francia, ex potencia colonial del país africano, envió un contingente militar que efectúa la operación "Sangaris" junto con otros contingente de países africanos vecinos, que al iniciar el desarme el pasado lunes, perdio a dos de sus miembros.

De acuerdo al reporte de Europe 1, los miembros de estas milicias islámicas, acusadas de bandidaje y en particular de violencia contra grupos cristianos, prácticamente portan un uniforme diferente cada uno, están armados con Kalachnikov y en el ambiente hay música árabe.

Mahamat rechaza que estas milicias hayan sido responsables de la muerte de los dos soldados frances la pasada noche de lunes a martes, pero advierte que si los soldados franceses quieren entrar en su cuartel, podría resultarles peligroso.