Asegura Profepa cargamento de madera en área protegida de Morelos

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró 5.370 metros cúbicos de madera de pino en el Área Natural Protegida "Corredor Biológico Chichinautzin" de Huitzilac, Morelos, por lo que hará la denuncia respectiva ante la PGR.

"La investigación se ejecutará hasta lograr dar con el paradero de los fugitivos, los cuales son responsables de deterioro de bosques, a fin de que sean sancionados tanto por la vía administrativa como por la vía penal", indicó la Profepa mediante un comunicado.

En este marco, recordó que la Profepa, como autoridad encargada de la procuración de justicia ambiental, no claudicará y fortalecerá su presencia en estas zonas de incidencia de ilícitos forestales.

Asimismo, advirtió que intensificará las acciones del Programa "Cero Tolerancia contra la Tala Clandestina" e inicio del Programa Navideño de Inspección y Vigilancia que implementa la dependencia federal en esta época del año.

Previo al aseguramiento de la madera, durante un operativo conjunto con elementos de la 24 Zona Militar, Policía Federal y Policía Preventiva de Morelos, personal de la Profepa acudió a la comunidad de Fierro del Toro, en el citado municipio, donde encontró el vehículo pesado con 26 trozas de madera en rollo con 2.5 metros de longitud cada uno.

Los inspectores federales de la Profepa en dicha entidad señalaron que el cargamento fue abandonado entre la comunidad de Fierro del Toro y el poblado de Tres Marías, Morelos, cuando los transportistas se dieron a la fuga internándose en la zona boscosa.

Indicaron que el vehículo se encontró en el Área Natural Protegida "Corredor Biológico Chichinautzin", de jurisdicción federal, por lo que se implementó un dispositivo de búsqueda por parte de las fuerzas de seguridad federal y estatal para localizar a los responsables.

Los trabajos de inteligencia e investigación los de la Profepa señalaban sobre un cargamento de madera ilegal que saldría de la comunidad de "El Capulín", también en el Estado de México, y cruzaría por la comunidad del Fierro del Toro, para llegar a su destino final, el poblado de Huitzilac, Morelos.