Rememora Arizmendi Esquivel 50 años de Concilio Vaticano II

El obispo Felipe Arizmendi recordó que hoy se cumplen 50 años de que fue aprobado el primer documento del Concilio Vaticano II llamado "Sacrosanctum Concilium", que se refirió principalmente a la sagrada liturgia.

En su reflexión de media semana, el prelado comentó que muchos aún no cumplen la reforma porque no la conocen y pidió analizarla y así crear las condiciones propicias para promover los cambios que el Papa Francisco quiere en la Iglesia católica.

"No faltan voces que piden un nuevo Concilio, que podría ser el Vaticano III, para seguir impulsando nuevas reformas en la Iglesia, Sin embargo, muchas personas desconocen lo que fue y lo que prescribió el Vaticano II y no hemos puesto en práctica muchos de sus puntos", subrayó.

Dijo que a pesar de que la reforma ya lleva sus años, los fieles aún se descontrolan, porque en un templo se celebra de un modo, y en el vecino de una forma totalmente distinta, "un párroco procura cumplir fielmente lo establecido; llega otro y todo lo modifica".

Es decir, abundó, mientras unos sacerdotes sólo ejecutan meticulosamente los nuevos ritos prescritos en la reforma, sin acercarlo a las culturas, "otros se sienten tan dueños de la liturgia que la celebran según su personal entender".