Democratizar productividad, reto mayor que coyuntura económica: SHCP

La productividad y su democratización es el reto más importante que enfrenta el país, más allá de la coyuntura económica y su complejidad, afirmó el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso.

Al participar en el último Foro de Consulta "México Próspero" para elaborar el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2013-2018, dijo que la agenda para promover el crecimiento económico tiene que ser una que eleve la productividad, "pero la productividad para las grandes mayorías".

Sin embargo, aclaró en el acto encabezado por el presidente Enrique Peña Nieto, para "democratizar la productividad" es importante la agenda de reformas que ha propuesto el Ejecutivo federal y que está inscrita en el Pacto por México.

Aseguró que esta agenda de reformas permitirá contar con mejor educación y competencia, menores costos en insumos, acceso a las telecomunicaciones, energía más barata y mayores incentivos para estar en la formalidad.

Refirió que en las últimas décadas, México ha retomado el camino de la estabilidad y es reconocido dentro y fuera del país como un país con una economía estable y sólida.

No obstante, apuntó, si queremos crecer, elevar el nivel de vida de la población y que los mexicanos ganen más por su trabajo "debemos de atender el enorme reto de la productividad", materia en la que -sostuvo- México tiene mucho que hacer.

Mencionó que entre 1950 y 1980, la productividad en el país creció de manera muy sostenida, aunque de 1980 a 2010 la tasa de crecimiento anual promedio de la productividad fue negativa en 0.7 por ciento al año, en tanto que la economía creció apenas 2.4 por ciento.

Ante especialistas de diversos sectores productivos, Videgaray Caso planteó, en un ejercicio hipotético, que si México hubiera tenido un crecimiento de la productividad en los últimos 50 años, el Producto Interno Bruto (PIB) per cápita sería cuatro veces mayor o habría 86 por ciento menos pobres que ahora.

Señaló que aunque México tiene algunos sectores de la economía, algunas empresas e ciudades con altos estándares de productividad y compiten exitosamente en el mundo globalizado, "ésta no es la condición mayoritaria de la población".

Insistió que si a través de la productividad se quieren elevar los salarios reales de la gente -que los mexicanos ganen más por su trabajo- no sólo debe crecer la productividad, sino que se debe democratizar la productividad en todas las regiones del país, incluyendo los estados y las comunidades más pobres.

"Necesitamos productividad no solamente de sector formal, sino formalizar a la economía para elevar la productividad", puntualizó el titular de la SHCP.