Dejan saqueos un muerto, heridos y pérdidas millonarias en Argentina

Los saqueos que se registraron esta madrugada en la provincia argentina de Córdoba dejaron un saldo provisional de un muerto, 80 heridos y pérdidas millonarias en negocios invadidos ante la falta de policías.

El secretario de Seguridad, Sergio Berni, confirmó el envío, este miércoles, de dos mil elementos de la Gendarmería Nacional para evitar que se incremente la violencia, ya que los policías provinciales están autoacuartelados por una protesta salarial.

Aunque autorizó la ayuda, Berni aprovechó para denunciar al gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, por haber pedido auxilio a las cuatro de la mañana a través de la red social Twitter. "Es un papelón más al que nos tiene acostumbrado", dijo.

Añadió que De la Sota "está repitiendo lo que pasó con los incendios, cuando se le prendió fuego toda la provincia se acordó del gobierno nacional, esperó hasta último momento. El malestar se venía advirtiendo hace rato y diciembre es un mes complicado".

Los saqueos son una práctica común en Argentina durante el mes de diciembre, ya que diversos grupos políticos los impulsan para desestabilizar a los gobiernos provinciales o nacionales.

Mientras llegan los gendarmes a Córdoba, provincia ubicada a 700 kilómetros de Buenos Aires, la tensión se mantiene porque hay temor que los saqueadores vuelvan a los centenares de comercios y supermercados que ya fueron afectados.

Sin policías en las calles, el gobierno provincial decidió decretar una jornada de asueto administrativo, por lo que cerraron oficinas públicas, escuelas, bancos y comercios, además de que no funcionan el transporte público de pasajeros ni los taxis.