Critica obispo paraguayo condiciones de vida de la población

La mayor parte de la población paraguaya carece de los servicios básicos para vivir dignamente, aseveró hoy el obispo Cándido Cárdenas, quien denunció la existencia en Paraguay de una especie de desvalorización de la persona humana.

"Más de la mitad de la población en nuestro país está marginada de los servicios vitales que debería recibir para poder vivir una vida digna, para poder tener vida plena", señaló el obispo de Benjamín Aceval, una localidad ubicada a 42 kilómetros de Asunción.

En una homilía pronunciada en el séptimo día del novenario a la Virgen de Caacupé, citada por la agencia IPParaguay, el prelado dijo que el problema más grave es que la vida vale muy poco y se ha perdido la centralidad de la persona humana en todos los sentidos.

El obispo Cárdenas citó el caso de los niños que viven en la calle o aquellos que deben trabajar desde muy temprana edad para ayudar al sustento de sus hogares, los cuales "viven apenas porque comen apenas".

"Lo primero es la alimentación, y muchos de estos niños que trabajan en las calles lo hacen para llevar un poco de comida a sus hermanos en sus casas; desde temprana edad hacen lo que les corresponde los adultos y a las instituciones del Estado", dijo.

El prelado denunció también el caso de los campesinos sin tierras, que "tienen que ir a invadir terrenos para conseguir un poco de tierra para poder ganarse dignamente el sustento de la vida".

"¿Qué sucede en nuestro país donde todo aparentemente existe en abundancia; acaso no hay abundante tierra en nuestro país, enormes extensiones de tierra que están a manos de unos pocos?", preguntó, citado por IPParaguay.

El obispo criticó además el papel del Estado y se cuestionó: "¿dónde están las instituciones responsables para satisfacer las necesidades primarias de la población en el Paraguay, qué hacen?".