Advierte de castigos primer ministro de Ucrania si se viola la ley

El primer ministro de Ucrania, Mykola Azarov, advirtió hoy a los manifestantes que serán castigados si violan la ley, mientras miles de personas seguían en la Plaza de la Independencia en Kiev.

Azarov mantuvo una reunión con su gabinete pese a los intentos de bloqueo por los manifestantes, que mantienen su demanda de que renuncie el presidente Viktor Yanukovich tras la suspensión del acuerdo de asociación con la Unión Europea (UE).

Los diputados de la oposición impidieron este miércoles que se celebrara la sesión de la Rada, el parlamento unicameral, al bloquear el acceso a la tribuna, y el presidente del Parlamento, Vladímir Ribak, anunció su aplazamiento.

Azarov informó también que envió a Moscú un representantes para mantener conversaciones sobre la compra de gas natural a Rusia, donde Ucrania busca precios más bajos.

Por su parte la agencia china de noticias Xinhua reportó que el presidente Yanukovich estaba en Xian, donde tenía previsto visitar la zona arqueológica Guerreros de Terracota y una fábrica de aviones.

Azarov también dijo que el gobierno había demostrado la tolerancia y la disposición para el diálogo durante las protestas e instó a todas las fuerzas políticas evitar una nueva escalada de la tensión.

El primer ministro anunció que una delegación viajará a Bruselas, mientras que otra se dirige a Moscú, después de que Ucrania suspendió un acuerdo con la Unión Europea tras la presión que ejerció Rusia, decisión que ha provocado protestas masivas en todo el país.

"Nuestra delegación viajará a Bruselas para negociar un acuerdo de integración con la UE con las condiciones favorables para Ucrania", explicó Azarov.

Bruselas, por su parte, insistió en que las reuniones podrían tomar tiempo para organizarse, para lo cual pidió a Kiev fijar una fecha y un lugar a través de los canales diplomáticos habituales.

"Una segunda delegación también viajará a Moscú porque queremos reforzar nuestra asociación y re-lanzamiento de las relaciones comerciales estratégicas con Rusia", añadió el primer ministro.