Lamentan negativa opositora a debatir presupuesto 2014 de Guatemala

La vicepresidenta de Guatemala, Roxana Baldetti, lamentó hoy la actitud de los diputados de oposición que se negaron a debatir el proyecto de ley de presupuesto de la nación 2014.

Dijo que la oposición política fue intransigente en el tema del plan de ingresos y egresos del país del próximo año y desde un principio se negaron siquiera a tramitar la propuesta del Ejecutivo.

Señaló que el gobierno deberá elaborar un nuevo programa de gastos que "garantice la gobernabilidad del país" y atienda las áreas prioritarias como son lucha contra la pobreza, seguridad pública y crecimiento económico.

El gobierno del presidente Otto Pérez Molina envió la iniciativa de ley de presupuesto 2014 a principios de septiembre al Congreso, que tenía de plazo hasta el 30 de noviembre para autorizar o rechazar la propuesta.

El Congreso Nacional (unicameral, 158 diputados), dominado por la oposición, cerró el sábado su período ordinario de sesiones del año sin que se le diera trámite al proyecto de ley de presupuesto del próximo año.

En tanto, la ministra de Finanzas Públicas, María Castro, informó que ante la falta del presupuesto 2014, el gobierno emprenderá la reestructuración del plan de gastos para el próximo año.

Indicó que todo el mes lo dedicará la dependencia a su cargo a "hacer el reacomodo necesario" del gasto del próximo año entre los 14 ministerios, secretarías de la presidencia y el resto de entidades públicas.

Señaló que "si bien no es la primera vez que un Congreso deja sin presupuesto anual" a un gobierno, "se deberá organizar de la mejor manera de nuevo el gasto para no afectar programas prioritarios de la administración".

Al no autorizarse el proyecto de ley de ingresos y egresos de la nación 2014, entonces quedó vigente el que se ejerce este año, el cual asciende a 66 mil 985 millones (8.4 mil millones de dólares).

El gobierno presentó a los diputados una iniciativa de ley de presupuesto para el próximo año que ascendía a 70 mil 564 millones de quetzales (8.8 mil millones de dólares), un 5.3 por ciento de aumento en relación con el del 2013.