Diputados de PAN y PRD difieren sobre cerco de seguridad en San Lázaro

Los coordinadores de los diputados del PAN, Luis Alberto Villarreal, y del PRD, Silvano Aureoles Conejo, vertieron opiniones diferentes sobre el cerco de seguridad que se ha montado en las cercanías del Palacio Legislativo de San Lázaro, para contener las protestas contra la reforma energética.

En conferencias de prensa separadas, al concluir la reunión de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), ambos expusieron sus puntos de vista sobre estas acciones.

Villarreal García afirmó que se tiene que garantizar tanto la integridad física como laboral de los 500 diputados y de los trabajadores de la Cámara baja.

En tanto, Aureoles Conejo comentó que se debe de tener prudencia y consideró que el gobierno federal deberá asumir su responsabilidad de no enardecer más los ánimos de quienes se oponen a la reforma constitucional en materia energética.

El presidente de la Jucopo aclaró que la solicitud de reforzar con elementos de la Policía Federal el perímetro que rodea la Cámara de Diputados es responsabilidad de la Mesa Directiva de San Lázaro.

Reconoció que la gente vive en las colonias de la delegación Venustiano Carranza, se les afecta y se sienten acorralados porque no hay libre tránsito, por lo que recomendó que se revise la medida con cuidado para no afectar a la población.

"Si bien hay un mandato que responsabiliza al presidente de la Cámara velar por los diputados y trabajadores, también dice la Constitución que los mexicanos tienen derecho a libre tránsito", consideró.

El legislador del Partido de la Revolución Democrática (PRD) reiteró su llamado al gobierno federal y a las fuerzas políticas a que se analice con prudencia la reforma energética y eviten aprobar una legislación por "mayoriteo" y con posiciones soberbias.

Expuso que en la situación que vive el país no deberían romperse los mecanismos de diálogo, en referencia al Pacto por México, e insistió en que el PRD valoraría su regreso a las mesas de discusión de la reforma política-electoral si los otros partidos y el gobierno federal reconsideran las propuestas originales.

A su vez, el coordinador del Partido Acción Nacional (PAN) dijo que es imperativo garantizar los próximos 13 días el funcionamiento de la Cámara, ya que no se puede buscar sede alterna porque un grupo de personas impida o trate de hacer un cerco o una resistencia hacia el trabajo legislativo.

Señaló que es entendible que se tengan puntos de vista diversos con relación al tema de la reforma energética, pero estos se deben discutir con argumentos, con propuestas y no con berrinches, con amagos o con violencia.

"En el PAN creemos en la fuerza de las ideas y no en las ideas a la fuerza", señaló al puntualizar que el cerco de seguridad en San Lázaro no es excesivo y sí lo es tratar de impedir el trabajo de los diputados y senadores.