Orgulloso Cacau de ser brasileño y alemán

El caso de los naturalizados es un tema que en diversas ocasiones da pie a controversias, sin embargo para el delantero Claudemir Jerónimo Barreto, esto no ha sido un problema, pues se muestra orgulloso de pertenecer a dos países, Brasil y Alemania.

El futbolista del Stuttgart y mundialista en Sudáfrica 2010 nació en suelo brasileño, en Sao Paulo en 1981, pero fue adoptado por la cultura alemana desde 1999 para comenzar su carrera como jugador.

"Me siento muy orgulloso de haber interiorizado rasgos de ambas culturas. Para los brasileños, el desparpajo y la flexibilidad son características muy importantes porque pueden ayudarte en situaciones determinadas.

"Los alemanes, en cambio, priman el orden por encima de todo. Siempre intento quedarme con lo positivo de ambas mentalidades. Creo que es la combinación perfecta", indicó "Cacau".

En entrevista al portal de la FIFA, el delantero admitió que le costó adaptarse a Alemania, pero recibió la ayuda necesaria para que con el tiempo se fuera adaptando de la mejor manera.

"Llegué a Múnich con mentalidad brasileña y necesité algo de tiempo para adaptarme a un entorno totalmente distinto. Además, futbolísticamente también pasé por un periodo de adaptación, era un mundo nuevo para mí. Pero poco a poco, y con la ayuda de algunos compatriotas, fui adquiriendo habilidades sociales que me ayudaron mucho a integrarme", reconoció.

No obstante, rechazó de manera rotunda que haya sido blanco de la discriminación en el país europeo, "al contrario, en Alemania me recibieron con los brazos abiertos. La gente siempre me mostró una gran amabilidad y eso me pareció muy positivo".

"Cacau", quie fue convocado en la selección teutona para actuar en el Mundial de Sudáfrica 2010, en el que hizo una anotación, le deseó suerte tanto a Alemania como a Brasil para el Mundial 2014, donde tampoco se olvida de España como otro cuadro favorito al título.