Muestra activista en Washington sufrimiento de hijos de deportados

La activista nicaragüense Nora Sándigo, directora de la Fraternidad Americana (FA), viajó hoy a Washington para mostrar a congresistas el sufrimiento de niños cuyos padres han sido deportados, y abogar por la aprobación de una reforma migratoria.

"Esperamos que los congresistas y el líder de la mayoría de la cámara baja, John Boenher, entiendan su sufrimento y los ayuden aprobando una reforma migratoria con reunificación de la familia y que detengan las deportaciones", dijo Sándigo en una declaración antes de partir.

La activista, cuya ONG es apoderada legal de menores ciudadanos estadunidenses y cuyos padres han sido deportados, dijo que viaja a Washington "para hacer conciencia del sufrimiento de estos niños que nuevamente pasarán otra Navidad separados de sus padres".

El grupo incluye a varios hijos de padres de familia deportados, así como otros activistas de la fraternidad.

Sándigo, quien desde finales de la década de 1980 encabezó cruzadas a favor de miles de inmigrantes indocumentados que culminaron con la promulgación de la Ley Nacara de 1997, dijo que tratará de que los niños puedan presentar "su triste situación" a los congresistas.

El Congreso mantiene estancada la reforma migratoria, pues la mayoría republicana en la Cámara de Representantes se ha negado a debatir el proyecto aprobado en junio pasado por el Senado, de mayoría demócrata, y que incluye la opción de la naturalización.