Critica UE la violencia contra manifestantes en Ucrania

Autoridades de la Unión Europea alzaron hoy la voz contra los episodios de violencia en Ucrania durante las protestas de los últimos días contra la decisión del presidente Viktor Yanukovich de rechazar un acuerdo de asociación con la mancomunidad.

La Comisión Europea (CE) afirmó por medio de su portavoz, Pia Ahrenkilde, que "observa la situación" y "condena con firmeza el uso excesivo de la fuerza" tanto por las fuerzas del orden como de parte de los manifestantes.

"Acreditamos que ambas partes deben usar el máximo de contención", expresó la vocera en rueda de prensa.

No obstante, dejó claro que el Ejecutivo europeo no exige la dimisión "de nadie" y que descarta por el momento adoptar cualquier sanción contra el gobierno de Kiev.

La oferta del acuerdo de asociación sigue sobre la mesa y las autoridades europeas están dispuestas a retomar las negociaciones "cuando las condiciones sean las adecuadas", dijo Ahrenkilde, al señalar que se mantienen los criterios y exigencias para la conclusión del pacto.

Entre ellos se incluyen una profunda reforma en el sistema judicial ucraniano y la relajación de las condiciones de detención de la ex primer ministro y líder de la oposición Yulia Timoshenko, cuya condena a siete años de cárcel por abuso de poder está considerada por la Unión Europea (UE) por motivaciones políticas.

En paralelo, el presidente del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, señaló que "el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes pacíficos es inaceptable".

"Las autoridades (ucranianas) están no sólo ignorando las aspiraciones de muchos de sus ciudadanos, como también aplastándolas con garrotes y gas lacrimógeno cuando esas esperanzas son reveladas en las calles con desesperación", señaló en un comunicado.

El líder de la Eurocámara urgió al gobierno de Kiev a "escuchar a sus ciudadanos" y a "cumplir con sus compromisos internacionales de respeto a la libertad de expresión y de asamblea".

A su juicio, la actual situación debe ser solucionada "a través del diálogo entre todas las fuerzas políticas" de la ex república soviética.