Dan compensación millonaria por error policial en Los Angeles

Familiares de un hombre que murió por error durante un tiroteo de la policía de Los Angeles que lo confundió con un presunto ladrón, recibieron una recompensa de ocho millones 800 mil dólares, reportaron hoy voceros de la corte.

Lejoy Grissom, de 27 años de edad, fue baleado el 27 de abril de 2010 por un agente de la policía en Culver City cuando fue confundido con un presunto ladrón de una tienda de electrónicos.

Grissom fue detenido en un estacionamiento y cercado por cuatro policías, y uno de los policías, Luis Martínez, le disparó en varias ocasiones al suponer que traía una posible arma de fuego, lo que era totalmente falso.

La compensación fue aprobada este miércoles de forma unánime por un jurado en la Corte Federal de Distrito en Los Angeles.

Cada uno de los hijos de Grissom fue indemnizado con dos millones de dólares y el jurado añadió 825 mil dólares en compensación adicional.

El abogado Matthew McNicholas representó a uno de los cuatro hijos de Grissom, y el abogado Dale Galipo a los otros tres hijos.

Martínez declaró en la Corte que Grissom estaba de espaldas a los oficiales y de repente se dio la vuelta hacia ellos con un objeto brillante en la mano que parecía ser un arma de fuego, según los abogados.

Martínez había sido absuelto de toda culpa por el Departamento del Sheriff del Condado de Los Angeles que investiga los tiroteos con intervención policial en Culver City.

Don Pedersen, el jefe de la policía de Culver City manifestó que los funcionarios del departamento y la ciudad no habían decidido si apelar el veredicto. "Obviamente estamos muy decepcionados", señaló.