Aguardará Vázquez reunión con directiva para definir su futuro

Guillermo Vázquez, técnico de Cruz Azul, aseguró que aguardará a sostener una reunión con la directiva para definir su continuidad o salida del timón, pues tiene aún contrato vigente por el Clausura 2014, pero sabe que el club decidirá su futuro.

Molesto porque durante la semana se manejaron en la prensa los nombres de varios candidatos a suplirlo, como Luis Fernando Tena, José Manuel "Chepo" de la Torre, Tomás Boy y el argentino Antonio Mohamed, así como la salida de diversos jugadores del plantel, tampoco quiso mencionar si su deseo es continuar y cumplir su contrato.

"No sé (cuál será su futuro), sé que se han manejado muchas cosas en ésta última semana. Seguramente habrá una reunión con la directiva, pero yo estoy listo para lo que venga".

"Mi contrato tiene duración para un torneo más, pero eso lo verá la directiva y será lo que decidan ellos. Todo depende de cómo lo quieran enfocar ellos, de lo que piensen, de lo que vean, cómo ellos lo sientan, pero yo necesito esperar a que ellos me pongan los lineamientos", dijo.

Aunque él quisiera cumplir su contrato, reconoció que "yo no decido, yo tengo mi contrato, pero como lo han venido manejando siempre la gente que decide es la directiva y yo tengo que acatar, ponerme a sus órdenes y aceptar lo que viene".

Para Vázquez Herrera, hasta el momento lo que ha hecho con Cruz Azul tiene un balance positivo, luego que calificó a las tres fases finales del torneo de liga, fue monarca de Copa en el Clausura 2013 al vencer a Atlante y lo colocó, por ahora, en cuartos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf 2013-2014.

"Creo que, bueno, siempre se esperan más cosas, la exigencia es muy fuerte en este club, lo sé, existen las ansias de conseguir algo muy importante que desafortunadamente no lo logramos".

"Pero creo que por momentos el equipo hizo buen futbol, se lograron algunas cosas de avance, pero como termina ahora el torneo (Apertura 2013) se queda uno con esa bronca".

Luego de dirigir a Pumas de la UNAM y llevarlo a un título en el Clausura 2011, llegar a otro de los cuatro grandes como es la "Máquina", admitió que no es sencillo.

"Es complicado, la realidad que es una presión grande, una exigencia permanente y sí hay que ser fuerte mentalmente y confiar en lo que uno hace, eso es lo que yo traté de hacer y por ese lado estoy tranquilo".

Aun con los números positivos que ha tenido aceptó su falla en la sequía de campeonatos de liga de casi 16 años, en la que ya colaboró pues en tres torneos cortos "(faltó) ganar los partidos claves, que como ahora no lo logramos. Sé que esto es así y por más difícil que sea tienes que aceptarlo".

Expresó su molestia por toda la serie de versiones que se manejaron en medios de comunicación en la presente semana, sobre la salida de varios elementos de la plantilla y la suya propia.

"Imagínate, que en un momento tan importante estén hablando de eso... Todo eso tiene su tiempo. Yo como profesional aguanto, pero sé que los manejos no fueron los ideales en ese caso, debieron esperar a que terminara para darle por lo menos el respaldo al grupo que estaba compitiendo, después pueden hacer lo que quieran".

Aseveró que la serie de rumores sobre salidas y cambios no desestabilizaron al grupo, porque "los jugadores son maduros, son inteligentes y nos apartamos de esas cosas, pero no venían al caso".

Sin ver la invasión de cancha por parte de un gran número de aficionados al concluir el partido, admitió que es válida la molestia de sus seguidores, aunque espera no se registren incidentes que lamentar.

"Ellos están en su derecho de reclamar algo que no les guste ¿no? Como profesionales tenemos que soportar todo lo que venga, levantar la cara porque no somos criminales, ni nada por el estilo, simplemente no fue una buena serie de liguilla y tenemos que seguir adelante".

Y agregó en este sentido: "No me da miedo (una invasión de cancha), pero esto no tiene que pasar más allá, eso me queda claro, hay un límite para todo. A mí me platicaron, ya estaba yo en el vestidor y la verdad sorprendido porque nunca había pasado".

Respecto de la actuación de sus pupilos en la serie ante Diablos Rojos, admitió que pese al esfuerzo de los suyos hoy, la derrota por tres tantos de diferencia en la ida en el estadio Nemesio Díez fue clave, al tiempo de admitir que no llegar siquiera a la final como en el Clausura 2013 puede considerarse un fracaso.

"Sí porque no se cumplió el objetivo de avanzar, ésa era la intención, no nos alcanzó. Hoy enfrentamos a un rival que estuvo bien parado, ordenado y por más que intentamos no se dio, así que sí, se le puede llamar así (fracaso)".

"Fue difícil, pero al final y al cabo el primer objetivo se cumplió, que era calificar como haya sido, y la liguilla no resultó como queríamos, no la jugamos como debía de ser. En el primer partido queda muy claro que recibimos una ventaja muy amplia y ahora por más que quisimos e intentamos no nos alcanzó".