Da Mariana Pérez Amor cátedra sobre falsificación de obras de arte

La experta Mariana Pérez Amor, propietaria de la Galería de Arte Mexicano, ofreció hoy una cátedra sobre obras la falsificación de obras, al comentar el nuevo libro de Gabriel de la Mora, "Originalmentefalso", en el Museo Tamayo Arte Contemporáneo.

"La obra falsa existe en México y el mundo desde hace muchos años, porque quien la compra generalmente no tiene la calidad moral ni la honestidad para destruirla. Al descubrirlo, la vende, para que de lo perdido, lo que aparezca", comentó la especialista en arte, reconocida por su sapiencia en ese campo.

Acompañada por el autor y el también experto Francisco Reyes Palmas, Pérez Amor comentó que su experiencia le ha granjeado un sinnúmero de historias en torno a las obras falsas, y explicó que la falsedad de las piezas puede ser detectada con relativa facilidad por quien es medianamente conocedor de arte.

Recordó que en su galería ha escuchado numerosas historias, increíbles y hasta graciosas. Una señora le dijo un día que "un señor, bien buena gente, le consigue piezas maravillosas a precios verdaderamente excelentes", sin que ella se detuviera a pensar un poco en el por qué de esos precios tan baratos.

"Darse cuenta es algo más o menos sencillo, basta con observar detenidamente el estilo del supuesto autor, los soportes sobre los que está montada la obra, la pintura, la tela y otros elementos que a un conocedor no le pasan por alto", y con ello, dijo, se puede evitar la compra de obras falsificadas "grotescamente".

Por eso, la especialista dijo que las piezas de arte originales siempre tienen una historia transparente y clara, certificados, y se tienen a la vista el camino que han recorrido. "Y las falsas tienen historias de los más increíbles, como el del baúl con obras de tal o cual artista famoso que alguien se halló en la calle".

El libro Gabriel de la Mora, "Originalmentefalso/Originallyfake", obra literaria de alto valor estético e informativo en edición bilingüe, encara una problemática que desborda la escena del arte contemporáneo pues, no obstante la magnitud de falsificaciones que saturan el mercado de arte, la crítica, la institución, la galería y el coleccionismo suelen optar por el silencio.

"En la búsqueda obsesiva de materia prima para su proyecto de incorporar una serie de obras falsas a la esfera de la creación legítima, Gabriel de la Mora se sumerge en el complejo submundo del mercado negro del arte y mantiene contacto con una amplia gama de coleccionistas y con los archivos de algunas galerías, casas subastadoras y talleres de restauro que apoyan su propuesta", señaló Reyes Palma.

"Esta publicación es, asimismo, un intento por acercar al lector al proceso creativo de cada obra, de manera que su comprensión y disfrute se mantengan abiertos, sobre todo por tratarse de una estética agresiva, liminal, donde conviven las síntesis formales y las revisiones postconceptuales, el refinamiento y la abyección", agregó.

La edición en inglés y español, con 112 páginas a color, fue coeditada por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y Literal Publishing. El diseño se debe a Nicolás Pradilla y la traducción es de Christopher Michael Fraga.