Espera Pakistán comicios generales entre fuertes medidas de seguridad

La ciudadanía de Pakistán se prepara a sustituir este sábado mediante las urnas al primer gobierno civil que termina su mandato, mientras rige un virtual estado de alerta por la amenaza de militantes islámicos que han cometido atentados en la fase proselitista.

Desde su origen en 1947, al concluir la presencia británica en India, el actual gobierno civil es el primero que termina su mandato de cinco años sin conclusión abrupta por adelanto electoral o golpe militar.

El primer ministro en funciones es el juez en retiro Mir Hazar Khan, quien tomó el mando de Raja Pervez Ashraf, que cerró los cinco años de gestión que inició Yusuf Raza Gilani tras ganar las elecciones de 2008 postulado por el Pakistan Peoples Party (PPP) en coalición con otras tres agrupaciones.

Este sábado 86.2 millones de ciudadanos, 44 por ciento mujeres, están llamados a elegir a los 342 miembros de la Asamblea Nacional así como a los 371 de la provincia de Punjab, 168 de Sindh, 124 de Khyber Pukhtoonkhwa y 65 de Balochistán.

Del escenario político paquistaní destacan tres organizaciones favoritas para encabezar el próximo gobierno: la Liga Musulmana de Pakistán-Nawaz, Pakistán Tehrik-i-Insaf (PTI) y el gobernante PPP, de acuerdo al sondeo elaborado y publicado por Herald Magazine.

La encuesta entre mil 285 personas realizada a fines de marzo y publicada este mes marcó una tendencia de 25.68 por ciento a favor de la Liga Musulmana, de 24.98 puntos para PTI y de 17.74 por ciento para el PPP.

Esa tendencia se repite en las elecciones provinciales en Punjab, con la asamblea más numerosa de las cuatro en disputa este sábado, pues la Liga tiene una intención de voto de 38.66 por ciento seguida con 30.46 unidades del PTI y de 14.33 por ciento del PPP.

Nawaz Sharif, candidato a jefe de gobierno por la Liga, adelantó ya que en caso de ganar los comicios concluiría la participación de su país en el combate al terrorismo que encabeza Estados Unidos desde 2011, tras los atentados en Nueva York y otras ciudades estadunidenses.

En sus declaraciones a la BBC que se publican este jueves, dejó sin precisar como sería esa conclusión y si detendría las actividades contra las ramas en el país de Al Qaeda y el movimiento fundamentalista del Talibán (Tehrik-e-Taliban Pakistan), que opera en la vecina Afganistán.

Sin embargo, Herald Magazine completó su sondeo con otra encuesta entre 10 analistas políticos paquistaníes, quienes indicaron que ninguna de esas tres fuerzas alcanzará la mayoría simple en los votos para la Asamblea Nacional.

La mayoría de los analistas interrogados, provenientes de la academia, consultorías y organizaciones no gubernamentales, colocó a la Liga con 34.89 por ciento de sufragios, seguida del PPP con 24.89 por ciento y el PTI con 12.11 por ciento.

Tehrik se ha adjudicado varios atentados en plena campaña electoral, el más reciente la víspera con saldo de tres muertos y 25 heridos en la noroeste región de Bannu, que buscan intimidar al Partido Nacional Awami (ANP) y el PPP por considerarlos demasiado liberales.

Esa sitruación ha obligado a la coordinación de todas las agencias paquistaníes de seguridad, que señalaron a la provincia de Khyber Pakhtoonkhwa y las zonas tribales, en el noroccidente, como las que presenta mayores riesgos, por lo que se destinaron 92 mil elementos de seguridad solo en esa zona.