Comparte la escritora maya Sol Ceh Moo sus experiencias literarias

Al asistir esta noche como invitada al ciclo "La primera raíz", organizado por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), la escritora en lengua maya Sol Ceh Moo compartió sus experiencias literarias, a través de una charla en la que tuvo como interlocutora a Ana Rosa Domenella.

"Es una autora joven, y escribió una novela interesante y novedosa, cuya línea narrativa se plantea desde la perspectiva indígena", dijo Domenella, profesora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), quien celebró que Ceh Moo haya creado una novela histórica muy interesante en su lengua materna.

Esa primera novela es "X-Teya, u puksiikal ko olel" ("Teya, un corazón de mujer"), escrita en maya, y no aborda temas tradicionales propiamente de su cultura, como la creación del mundo o la leyenda de la X-Tabay. Su tema es otro: La vida de un líder social de Yucatán asesinado en los pasados años 70.

En la Sala Adamo Boari del Palacio de Bellas Artes, Sol Ceh Moo explicó al público que decidió empezar a escribir historias al conocer a una persona que la ayudó a sentirse reivindicada dentro de su cultura, pues antes se había separado de sus orígenes por la vergüenza que le producía la presión social que vivió de niña en su natal Yucatán.

Dijo considerarse una mujer que rompe paradigmas. "Quiero demostrar que quienes escribimos en lenguas originarias podemos competir y compartir nuestro trabajo con la universalidad; que podemos abordar temas diferentes, no solamente sobre las tradiciones, también de todo lo que nosotros vemos".

Reconoció, sin embargo, que esa postura le ha granjeado serias críticas a su trabajo, pero, a pesar de ello, ha encontrado otras vetas para que reconozcan y valoren su obra. "Escribir en lengua materna representa no sólo la posibilidad de escribir para o acerca de los mayas", enfatizó la escritora en lengua maya.

Completó la idea: "Más bien, significa escribir en lengua maya lo que me ha permitido conocer la vida cada día. Lo que lo que nunca cambiará es lo que vive, sueña y se mueve dentro de lo que le me proporciona mi cultura. Pienso que soy mucho más feliz en mi idioma materno, por eso escribo en maya".

En su oportunidad, Ana Rosa Domenella afirmó que uno de los aportes más grandes que hace la autora es que no escribe desde la visión de los blancos ni de la autoridad, sino desde el punto de vista de los indígenas, y recordó que fue a partir de los años 80 se empezó a publicar la literatura indígena en México.

"Fue cuando comenzó la eclosión de los márgenes: Fue cuando las escritoras empezaron a tener y a cobrar importancia, aparecieron entonces como autoras de no poco best sellers, igual que la literatura de las minorías sexuales, y de las minorías étnicas, no sólo en México sino en otras partes del mundo", dijo.

Luego explicó que desde su perspectiva, en el universo de la literatura indígena lo que más abunda es la poesía, los relatos y cuentos, pero la novela está casi ausente, pues exige un oficio de largo aliento. "Como son escritores que empiezan a expresarse en sus lenguas maternas, hay menos novelistas".

La doctora en Letras latinoamericanas advirtió esta noche que es muy importante brindar espacio e impulsar trabajos literarios como el realizado por Sol Ceh Moo, "pues la cultura maya es una de las más ricas que aún se preservan en el territorio nacional.

Sol Ceh Moo (Marisol Ceh Moo) es novelista, cuentista, ensayista, traductora e intérprete maya. "X-Teya u puksi'ik'al ko'olel", ("Teya, un corazón de mujer") fue editada en 2007 y es la primera novela en Latinoamérica escrita en lenguas originarias por una mujer, lo cual representa un orgullo para ella.