Organizaciones piden redireccionar recursos y programas rurales

El Pacto Rural propone un cambio sustancial en la dirección de los recursos al campo y de programas reestructurados y no sólo la firma de un acuerdo entre las fuerzas campesinas y el gobierno federal, sostuvo la presidenta de la Unidad de la Fuerza Indígena y Campesina (Ufic), Rocío Miranda Pérez.

En entrevista señaló que no es suficiente el cambio de nombre en los programas sociales, sino que lo importante es un cambio de política económica y de productividad, en momentos en los que en México, dijo, se padece la crisis económica mundial, inflación, cambios climáticos y los altos precios de los alimentos en el ámbito internacional.

Por ello, advirtió que "de no poner como prioridad la producción de alimentos, vamos a seguir atados a los destinos económicos de la producción de alimentos a nivel mundial y sustentados principalmente en productos chatarra".

En este caso, llamó a la sociedad rural y urbana a apropiarse de los cambios que demanda el agro nacional y no dejarlos en manos de funcionarios, ya que la transformación del campo no será posible mientras no se garantice una reestructuración en la política económica en el país.

Asimismo, señaló que el Programa Especial Concurrente (PEC) 2014 cuyo monto superó los 338 mil millones de pesos sólo da garantías a los "grupos de agroindustriales más ricos del campo".

Además, dijo que difícilmente las Reglas de Operación de los programas sociales reporten cambios sustanciales, pues "éstas seguirán para favorecer a los grupos más fuertes como es el caso de los ganaderos que atiende la Sagarpa".