Analizan diputados crear la figura del defensor de audiencias

La diputada federal Raquel Jiménez Cerrillo dijo que en la discusión de las reformas en las leyes secundarias en telecomunicaciones se contempla el derecho de audiencia y la creación de una figura del defensor en la materia.

En rueda de prensa, la legisladora por el Partido Acción Nacional (PAN) refirió que es necesario dotar de mecanismos de defensa a la audiencia, aunque reconoció que no se prevén sanciones a las televisoras por la deficiente calidad de sus contenidos.

Indicó que en la Ley General se contempla un capitulado sobre el derecho de las audiencias y expresó que existe interés por parte de los partidos políticos para que ese espacio prevalezca.

"Desde el Congreso de la Unión estamos haciendo nuestro trabajo y la discusión de las leyes secundarias contempla una serie de avisos para que la audiencia pueda elegir qué ve y qué no ve", enfatizó la diputada.

Recordó que en marzo de este año se aprobó la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones y ahora se discuten en comisiones las reformas en las leyes secundarias en la materia.

Jiménez Cerrillo aprovechó el momento para invitar al Foro Mejores Contenidos en los Medios, Derecho de las Audiencias, que se llevará a cabo el 2 de diciembre en la sede de la Legislatura del estado de Querétaro, con la participación de especialistas en el ámbito.

La diputada federal reiteró que la reforma constitucional y la discusión de las leyes secundarias no contempla sanciones por contenidos de mala calidad, sino sólo información sobre la programación en los medios.

Refirió que el plazo para la discusión de las referidas leyes secundarias vence el 15 de diciembre, por lo que en estos momentos están en etapa de enriquecimiento de ideas y propuestas en la materia.

Lo que se busca más que nada es que todos los canales de televisión cuenten con una clasificación en su programación y regular la publicidad, se trata de que la ciudadanía pueda elegir qué programas ve y cuáles no ve, justificó la diputada.