Realizarán depuración de policías en Honduras

El ministro de Seguridad de Honduras, Arturo Corrales, dijo hoy que los policías que no superen las pruebas de confianza, como el polígrafo, tendrán que salir de la institución.

Las denominadas pruebas de confianza se empezaron aplicar ayer con la cúpula policial y de forma sorpresiva uno de los primeros en someterse a ellas, fue el ministro de Seguridad, quien lo hizo de manera voluntaria.

"Todo debe pregonarse con el ejemplo y esas son las instrucciones de arriba hacia abajo, todo el cuerpo policial debe someterse a las pruebas desde el director general", dijo este día Corrales por HRN, emisora local.

Aseguró que someterse a dichas pruebas, entre ellas el polígrafo, temido por algunos comisarios de policía, ahora suspendidos, mejoró su criterio para analizar lo que ocurre dentro de la policía.

"Los resultados de todo este proceso, me los entregaran a mi, para decidir que hacer con los resultados", apuntó Corrales.

Manifestó que las pruebas de confianza deben de ser permanentes, con el propósito de que mejore la confianza de la población en la policía.

Pretenden también reducir los índices de violencia que se registran en el país, acotó.

Por su parte, el titular de la Dirección de Investigación de la Carrera Policial (DIECP), Eduardo Villanueva, donde se realizan las evaluaciones, dijo este martes, que en 15 días estarán listos los resultados para entregarlos al ministro Arturo Corrales.

Admitió que varios jefes policiales que fueron suspendidos en 2011 se resistieron a someterse al polígrafo y al resto de medidas, presentando hasta justificaciones legales para no hacerlo.

Las pruebas incluyen también justificar el patrimonio de cada policía, además Villanueva señaló que estas pruebas de confianza deben hacerse con el resto de funcionarios públicos.