Priva desconfianza en conferencia Islam-Alemania

La Conferencia Islam-Alemania inicia hoy bajo las críticas al ministro alemán del Interior, Hans Peter Friedrich, por las asociaciones islámicas participantes de que fomenta la desconfianza.

El presidente de la Comunidad Turca en Alemania, Kenan Kolat, dijo que el funcionario no favorece el diálogo y polariza en lugar de integrar, luego de que colocó como eje del temario la ,,Prevención contra el Extremismo y Polarización Social".

El objetivo de ese tema es discutir en esos trabajos como se puede prevenir el extremismo entre los jóvenes musulmanes en Alemania.

La Conferencia Islam-Alemania abrió en 2006, cuando era ministro del Interior Wolfgang Schäuble, con el antecedente de que en este país viven cuatro millones de musulmanes y casi la mitad tiene la nacionalidad alemana, pero no por ello están integrados.

En la mesa de negociaciones están representadas asociaciones musulmanas, el gobierno federal alemán, los gobiernos estatales y los municipales.

Además, se presentarán los resultados del ,,Trabajo de prevención con los jóvenes", que para las asociaciones musulmanas es un estrechamiento temático que atiza la desconfianza y reafirman los prejuicios.

Kolat dijo a la prensa que la mayoría de los musulmanes en Alemania no tienen nada que ver con el extremismo religioso, y criticó que el tema de la seguridad es el que está en la primera línea, de acuerdo a las decisiones de Friedrich.

Añadió que ve el peligro de que esta Conferencia se transforme en una asamblea sobre la seguridad nacional de Alemania.

Friedrich, por su parte, rechazó las críticas a través de sus portavoces que precisaron que ,,el tema de la seguridad y el terrorismo no dominaron en los tres años anteriores".

Este diferendo empaña el inicio de la conferencia y disminuye las expectativas de que haya resultados importantes, sin olvidar que es la última antes de las elecciones generales del próximo septiembre.

Con el establecimiento de la Conferencia, el estado alemán reconoció por primera vez que la integración de esos residentes no había tenido el éxito que se deseaba, y llevó el tema hasta la opinión pública.

Kolat declaró que la opinión pública alemana recibió al empezar estos trabajos una imagen más amplia del Islam, con investigaciones sociales que difundieron el Islam.

Para la abogada alemana de orígen turco, Seyran Ates, el objetivo de la conferencia ha sido establecer un marco donde ambas partes hablen y dialoguen, lo que se logró en esos momentos iniciales.

Además, se enseñó a profesores alemanes lo que es el Islam, y las grandes asociaciones musulmanas se pronunciaron de manera pública contra prácticas atávicas como el matrimonio forzoso de las hijas y la violencia en el matrimonio.

Sin embargo, los reveses también han sido importantes, por ejemplo no se puede decir que haya diálogo entre las asociaciones turcas e islámicas y otros grupo de la sociedad alemana.

Asociaciones como el Consejo Central Turco se alejaron de la conferencia porque consideraron que no había disposición al diálogo y que los resultados habían sido muy escasos.

El Consejo del Islam fue excluido por investigaciones en contra de la agrupación Milli Görüs, una de sus integrantes, sospechosa de extremismo.

Las críticas por el manejo de la Conferencia desde la llegada al cargo de Friedrich se han multiplicado, y Kolat expresó que el funcionario no ha logrado establecer contacto con las asociaciones islámicas y acercarlas.