Evacuan 50 familias por desbordamiento de río en Tabasco

El desbordamiento del río Usumacinta, que rebasó en 1.72 metros su escala crítica, provocó la evacuación de unas 50 familias en la zona oriental de Tabasco, reportaron la Conagua y Protección Civil del estado.

Asimismo, los escurrimientos de los ríos La Sierra y Tulijá afectan 35 viviendas en Macuspana y en Jalapa se dio refugio a 30 personas.

En el reporte de las 18:00 horas, la Comisión Nacional del Agua precisó que el río Usumacinta, que atraviesa los municipios de Tenosique, Balancán, Emiliano Zapata, Jonuta y Centla, está a 64 centímetros de alcanzar su máximo histórico extraordinario.

En tanto, el río San Pedro, también en la zona oriente del estado, se mantiene estable pero en 11 centímetros por encima de su escala máxima, mientras el resto de los ríos en la entidad están por debajo de sus escalas máximas y con tendencia a la baja.

El director operativo de Protección Civil del estado, Jorge Méndez Landero, añadió que se esperan más escurrimientos en el Usumacinta y su estabilización en unas 36 horas, pues en la parte de Guatemala ya se estabilizó.

Explicó que en Tenosique, a causa del arroyo Chanín, alimentado por el Usumacinta, la colonia Pueblo Unido registró cerca de 50 centímetros de agua en algunas casas, por lo cual fueron evacuadas más de 50 familias, unas 300 personas, a casas de familiares o amigos.

Indicó que declinaron ser trasladadas a albergues temporales, por lo cual el Sistema Estatal de Protección Civil, con el apoyo de la 38 Zona Militar, apoyó a las familias a llevarse sus pertenencias.

"Se les ayudó para sacar las cosas, cuando se vio la tendencia y por los incrementos del río en Guatemala, le informamos a la población de manera oportuna", dijo.

Añadió que las comunidades de La Isla y Pómona están incomunicadas pues los caminos alcanzan el metro de altura de agua, por lo cual se llega en lancha, aunque las casas no están afectadas en su interior.

En entrevista, el funcionario estatal apuntó que en Balancán hay casas con anegaciones en patios, pero ningún evacuado, mientras en comunidades de Emiliano Zapata, junto con la Conagua instalaron bombas para el desalojo de agua.

En el caso de Jonuta, aún se realizan recorridos por parte de Protección Civil en zonas rurales, aunque la cabecera municipal no reporta problemas.

En el caso de Macuspana, refirió que en la zona de los Bitzales, unas 35 casas asentadas en áreas bajas aledañas al río Tulijá, registran anegaciones de entre 15 y 20 centímetros, pero no quieren salir y pidieron brigadas de salud que los visiten de manera constante.

En el municipio de Jalapa, el río de la Sierra, que está a 1.27 metros por debajo de su nivel máximo, provocó escurrimientos en Villa Puyacatengo, por lo cual se abrió un refugio temporal para 30 personas, a las que se proporcionó colchonetas, pero son atendidas por el municipio.

En cuanto al pronóstico de lluvias, la Conagua indicó que hay mínima probabilidad de lluvias para mañana viernes, pero el sábado el potencial es de precipitaciones fuertes a muy fuertes a partir de la noche a causa del frente frío número 10.