Gutiérrez respeta a Brasil, pero espera que Tri Sub 17 siga en ascenso

La clave para derrotar a una selección que ha sido tres veces monarca del mundo en categoría Sub 17, como Brasil es respetarla, pero conscientes de que en 90 minutos o hasta más, se tiene la capacidad para ganarle.

Esa es la perspectiva que tiene Raúl Gutiérrez, director técnico de la Selección Mexicana Sub 17, de cara al partido de cuartos de final de mañana donde el tri, tratará de seguir su línea ascendente, luego del inicio abrupto que tuvo en la Copa del Mundo de Emiratos Árabes Unidos 2013 con la goleada 1-6 ante Nigeria.

"Yo creo que siempre hablar de Brasil, es hablar de una tradición del futbol que hay que respetar, hay que tener en cuenta, pero los partidos hay que jugarlos en la cancha y merecer ganarlos. Entonces, nosotros vamos a seguir sobre esa línea, sabemos que el partido de mañana va a ser muy duro y que gane el mejor".

En el mismo sentido, el "Potro" no se asusta por el paso que lleva la escuadra amazónica, en la presente edición de la máxima fiesta del balompié en esta categoría, con cuatro triunfos en fila y que además tiene un promedio de 4.5 goles por juego al totalizar 18.

"Teniendo el respeto que se le debe tener a un equipo que ha hecho esa cantidad de goles. Nosotros vamos a seguir sobre nuestra línea de trabajo, llevamos tres partidos muy buenos y pretendemos seguir mejorando esto", contrapunteó el timonel respecto a los triunfos sobre Irak (3-1), Suecia (2-0) e Italia (2-0), éste en octavos de final.

"Creo que será un juego muy atractivo por todo lo que reúne a dos grandes equipos que juegan bien al futbol y eso va a hacer un partido muy disputado", expuso respecto a la marcha de cada uno de los representativos en el certamen, que los brasileños han ganado tres títulos, el Tri dos y que además es el monarca defensor.

Fue interrogado en la rueda de prensa sobre lo que hizo para levantar al conjunto tricolor, tras la derrota 1-6 ante Nigeria del debut.

"La base fundamental de esto es que contamos con 21 jugadores de carácter, con personalidad como para superar un accidente así. Ellos siguen siendo los mismos buenos jugadores, aún después de ese partido, simplemente se trataba de recordárselos, de remarcárselos y después ellos siguieron creyendo en sí mismos que es fundamental".

Por ahora la meta es hacer un gran partido mañana, ganarle a los sudamericanos y avanzar a las semifinales, para mantener vigente el sueño de refrendar el campeonato conquistado hace dos años en suelo mexicano, con el triunfo en el estadio Azteca sobre Uruguay.

"Estamos trabajando para eso, llegamos con esa ilusión y queremos seguirla manteniendo. Ellos, desde que empezamos a trabajar, están acostumbrados a pensar como favoritos, están acostumbrados a que se les catalogue como actuales campeones y entrenamos bajo este contexto con la idea de refrendar el título aquí en Emiratos".