48.6 millones de mexicanos, con obesidad o sobrepeso: SSA

La secretaria de Salud, Mercedes Juan López, aseguró que 48.6 millones de mexicanos presentan problemas de sobrepeso u obesidad, ocupando con ello el segundo lugar en prevalencia de población adulta en esas condiciones de los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).

Durante el lanzamiento de la Estrategia Nacional para la Prevención y Control de Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes que encabezó el presidente Enrique Peña Nieto, la funcionaria apuntó que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, la prevalencia en adultos con este padecimiento fue de 71.3 por ciento.

En ese sentido, la titular de la Secretaría de Salud (SSA) precisó que la persistencia de obesidad en ese grupo fue de 32.4 por ciento y el de sobrepeso de 38.8 por ciento, sin embargo lo más preocupante son esas condiciones en los infantes, con 34.4 por ciento, lo que representa unos cinco millones 664 mil niños con ese mal.

Indicó que una persona con sobrepeso gasta 25 por ciento más en servicios de salud y gana 18 por ciento menos que un individuo sano, además de presentar mayor ausentismo laboral, lo que constituye un problema grave para la salud pública y para la economía nacional.

Por otra parte, informó que la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 mostró que la prevalencia en México de la diabetes mellitus tipo 2 es de 9.2 por ciento, cifra por demás preocupante, debido a que en la última década se duplicó dicho indicador.

Además, solamente una cuarta parte de la población diabética está controlada de manera adecuada.

Expuso que la OCDE señala que entre sus países miembros, México ocupa el primer lugar en permanencia de esta enfermedad en la población de entre 20 y 79 años de edad, siendo los factores de riesgo más importantes el consumo de tabaco, la dieta inadecuada, la inactividad física y el uso nocivo del alcohol.

"La buena noticia es que el denominador común de estos factores de riesgo sí son modificables. De ahí nuestra insistencia en la necesidad del cambio conductual para detener el crecimiento y revertir estos problemas de salud", sostuvo.

La funcionaria mencionó que la obesidad y la diabetes representan ya el mayor reto sanitario que se debe enfrentar con firmeza, "porque si no lo hacemos, se pone en riesgo el pleno desarrollo de nuestro país".

Recordó que en 2008 la atención médica de enfermedades crónico no transmisibles relacionadas con la obesidad representó un gasto de 42 mil millones de pesos, lo que corresponde a 1.3 por ciento del PIB, y 13 por ciento del gasto público en salud, que se duplicará para 2017.

Citó también el ejemplo de lo que significa el costo de una de las complicaciones más frecuentes de la diabetes mellitus, que es la insuficiencia renal crónica.

Para el tratamiento de diálisis y hemodiálisis, detalló que el costo anual para 49 mil 500 personas con esta enfermedad que están afiliadas al Seguro Popular significaría más de nueve millones de pesos de gasto.

"Es casi el presupuesto anual autorizado para la atención de 60 enfermedades que ya están cubiertas por el Fondo de Protección contra Gastos Catastróficos", agregó.

En su oportunidad, el director general del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán", David Kershenobich, aseguró que en México son tiempos de cambio y de retos en los que el instituto participará activamente.

Para mejorar la prevención y el tratamiento del sobrepeso, la obesidad y la diabetes, se requiere del desarrollo paralelo de investigación con impacto poblacional y social en el corto, mediano y largo plazos, enfatizó el funcionario.

Agradeció al presidente Peña Nieto que inaugurara hoy el Centro de Atención Integral para el Paciente con Diabetes, pues representa un cambio de paradigma porque propone abarcar aspectos de prevención, detección temprana y atención médica oportuna.

A su vez, Brian Smith, presidente de Grupo Coca-Cola Company en Latinoamérica, anunció que la compañía se unirá a los esfuerzos del gobierno para encontrar y participar en nuevas soluciones al problema del sobrepeso y la obesidad, así como para ayudar a difundirlas.

Expresó su reconocimiento al liderazgo del presidente de México y de la secretaria de Salud, Mercedes Juan López, "al hacer del combate a la obesidad un pilar fundamental de la estrategia de salud en este sexenio".

Destacó que los negocios de la empresa simplemente no serán sustentables, si las comunidades en las que invierte no son saludables.

En su oportunidad, Antonio Argüelles Díaz González, representante de Mexicanos en Movimiento, manifestó que la estrategia lanzada este jueves debe verse como una reforma profunda para la vida de los mexicanos.

Destacó que se trata de una reforma que "tendrá un impacto directo en nuestra calidad de vida", en virtud de que implica modificar actitudes y hábitos que se han convertido en formas culturales.

De su lado, el presidente de la Academia Nacional de Medicina, Enrique Ruelas Barajas, calificó como epidemias a la obesidad y la diabetes.

La Estrategia Nacional para la Prevención y el Control de Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes es considerada, al igual que otras iniciativas del gobierno federal, como una de las acciones que demanda la nación, puntualizó.