Conagua abrirá dos nuevos pozos para buscar agua en el valle de México

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que iniciará la perforación de dos pozos exploratorios como parte de la búsqueda de fuentes alternas de abastecimiento para el valle de México, informó el subdirector general técnico del organismo, Felipe Arreguín.

Explicó que una de las perforaciones se llevará a cabo en la zona de la Magdalena Mixhuca, mientras que la segunda se concretará en un sitio aún por determinar, y con ellas se buscan acuíferos profundos, adicionales al localizado en meses pasados en la delegación Iztapalapa.

Esos trabajos, detalló en un comunicado de la Conagua, son parte de la primera etapa del Programa Exploratorio de Acuíferos Profundos en la Cuenca del valle de México.

Dicho mecanismo inició en 2010 y durará varios años, a fin de analizar la mayor parte del valle de México y definir si existen acuíferos independientes y recargables a los ya existentes.

De acuerdo con Arreguín Cortés, en febrero pasado la Conagua formó un grupo de trabajo con representantes de varias dependencias e instituciones académicas y de investigación para analizar uno de los posibles acuíferos identificados.

Entre ellos sus probables zonas de recarga y descarga natural, la calidad del agua que contiene, su independencia o conexión hidráulica con los acuíferos aprovechados actualmente y la magnitud del volumen que podría suministrar sustentablemente.

En este marco, Ramón Aguirre, Director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, señaló que si de los pozos exploratorios se puede extraer agua de calidad y con mejor rendimiento que los actuales, serán operados para sustituir los que estén abatidos, pero con la misma asignación de agua.

Elena Centeno García, directora del Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México, explicó que los pozos exploratorios permiten conocer las características del subsuelo y su comportamiento.

Asimismo, adelantó que en la segunda etapa del programa de estudio se recopilará la información geológica para reinterpretarla e identificar si existen capas impermeables que mantengan aislados a los acuíferos, con lo que se podría afirmar que existen fuentes independientes de abastecimiento.

Los expertos coincidieron en la necesidad de que más allá de la existencia de un acuífero, se debe estar consciente de que cada vez es más caro obtener el agua para satisfacer las necesidades mínimas de la población y los sectores económicos, por lo que se deben mantener las medidas de cuidado y uso eficiente.