Recomienda UAS remover especies afectadas por "Manuel" en Sinaloa

Las especies de sauces y álamos afectadas por la pasada tormenta "Manuel", en el tramo que comprende de la Isla Musala al puente Benito Juárez, deben ser removidas del cauce del río Culiacán, consideró José Gerardo Bojórquez Castro.

El docente de la Escuela de Biología de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) dijo que con base en estudios efectuados en ríos de México, se establece que se debe tener un árbol por cada 100 metros cuadrados y en esta parte del río, anotó, hay sobrepoblación.

"Aquí, en el río Culiacán, podemos encontrar todo lo contrario, dado que se observan desde 50 hasta 100 individuos en este perímetro", señaló.

Por esa razón, en un momento, cuando sube el nivel de agua del río, agregó, la gran cantidad de árboles de sauces, álamos, huajes y guamúchiles provocan un tipo de represa que propicia el encharcamiento del agua.

Bojórquez Castro precisó que para no desaprovechar la gran cantidad de árboles que fueron dañados por la tormenta, pueden ser utilizados para reforestar otras áreas, así como para hacer leña.

"Las especies de vegetación riparia, principalmente el sauce, son demasiado fácil de reproducirlas masivamente, basta con tomar un pedazo de tronco y colocarlo en condiciones de humedad y vuelven a dar raíces", señaló.

Desde esa perspectiva, aseveró, se pudieran retomar parte de estos árboles dañados para realizar acciones de reforestación en otras áreas del río.

Añadió que son las autoridades del Departamento de Parques y Jardines y la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología de Culiacán, las que pueden tomar estas medidas correctivas.

Cada seis meses, dijo, debe efectuar una supervisión antes de la época de lluvias para conocer cuál es la densidad de las especies del río, las que deben conservarse dentro del margen son los sauces y álamos.