Requiere Latinoamérica fortalecer sistemas para refugiados: ACNUR

La oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) consideró hoy que América Latina requiere fortalecer los procedimientos para determinar la condición de quienes solicitan refugio ante los obstáculos legales y burocráticos que enfrentan para acceder a esta protección.

De igual forma destacó la necesidad de que los países cuenten con mecanismos más expeditos para desahogar el alto número de peticiones pendientes de resolución y reducir los plazos para dictar fallos sobre las mismas.

"Si bien es cierto Canadá y Estados Unidos cuenta con sistemas sofisticados en materia de asilo, lo cierto es que en América Latina se requiere aún un mayor fortalecimiento y consolidación de esos procedimientos" dijo aquí Juan Carlos Murillo, asesor legal regional de la ACNUR para las Américas.

Ante una audiencia al respecto, celebrada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Murillo apuntó que igualmente resulta necesario asignar mayores recursos financieros y humanos, y "garantizar que el procedimiento tenga una verdadera incorporación del debido proceso".

Murillo hizo notar que la mayoría de los países cuenta con mecanismos para la determinación de la condición de los refugiados, razón por la cual el ACNUR, atendiendo su mandato, no ha tenido ya que hacer más determinaciones al respecto.

Aludió la situación en algunos países del Caribe, donde dijo, no solo se requiere la adopción de normas internas sino que sean los gobiernos los que tomen las decisiones con respecto a esta determinación, ya que en muchos casos se trata de un mero tramite administrativo.

Dijo que en la mayoría de esos países, los órganos son colegiados, y en algunos la ACNUR participa con voz y voto, junto con organizaciones de la sociedad civil, destacando los casos de Nicaragua, Panamá, Brasil, Uruguay y Argentina.

"Parte de los retos que tenemos en está región es lograr que esos órganos nacionales que tienen a su cargo determinar la condición de refugiado apliquen de manera consistente esas definiciones", explicó.

Asimismo se refirió a la necesidad de avanzar en reducir los plazos de espera para las resoluciones de la determinación de la condición de refugiado, pues "tenemos países que tardan hasta dos años en decirle al solicitante si califica o no para que le sea concedida la condición de refugiado".

"También es necesario reducir los casos pendientes de solicitudes de reconocimiento a la condición de refugiado que en algunos países superan más de mil solicitudes que están a la espera de una solución", dijo.