Urge ONU a Bolivia a resolver crímenes cometidos por dictaduras

El Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas urgió al Estado de Bolivia resolver crímenes cometidos durante los regímenes anticonstitucionales de 1964 a 1982 y ofrecer reparación integral a las víctimas de dichas violaciones.

"Bolivia debe impulsar activamente las investigaciones de violaciones de derechos humanos durante este periodo para que se identifique a los responsables, se les enjuicie y se les imponga sanciones apropiadas", recomendó el Comité.

Además, el gobierno de La Paz debe garantizar plenamente el derecho a una reparación integral que incluya una atención y acompañamiento psicosocial y la dignificación de la memoria histórica que reconoce la Ley 2640, subrayó el grupo de expertos.

"No existe aún suficiente reparación, ni en el plano económico, ni en términos de memoria, verdad y justicia para quienes fueron víctimas de violaciones a los derechos humanos entre 1964 y 1982", afirmó el jurista argentino Fabián Salvioli en rueda de prensa en Ginebra.

Asimismo, al presentar las conclusiones finales del Comité sobre la revisión de Bolivia, Salvioli manifestó que el Estado debe juzgar y sancionar hechos de tortura en comisarías, cárceles o prisiones.

El Comité observó en las conclusiones "las demoras constantes en la persecución de casos de tortura y la falta de creación del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura''.

Subrayó como otro punto de preocupación la falta de investigación de los responsables de la masacre del Porvenir en Pando y en Sucre en 2008 y la urgencia de ofrecer reparación a las víctimas.

Por otra parte, el grupo de expertos de la ONU instó a Bolivia a suprimir la autorización judicial previa en los casos de aborto terapéutico y como consecuencia de una violación, estupro o incesto, subrayó Salvioli.

Esto con el fin de garantizar de manera efectiva el acceso al aborto legal y seguro en dichos casos previstos por la ley.

Además, según el Comité, el Estado se debe abstener de "procesar a mujeres por haberse sometido a abortos ilegales como consecuencia de los obstáculos derivados del requisito de la autorización judicial previa''.

Este día el Comité formado por varios expertos y prestigiados juristas presentó a la prensa sus conclusiones finales después de la revisión de cinco países, entre ellos Bolivia y Uruguay.

Entre otros temas de preocupación, Salvioli enfatizó el elevado número de linchamientos en Bolivia, lo que a consideración del presidente del Comité, Nigel Rodley, de ninguna manera debe explicarse como parte de una tradición cultural.

"El Estado debe criminalizar el linchamiento'', dijo Rodley de forma categórica.

El Estado debe tomar medidas urgentes para fortalecer la intervención de la policía en estos casos y "debe garantizar que todos los linchamientos sean investigados sin demora, que los autores sean enjuiciados y sancionados debidamente'', instó el Comité de la ONU.