Inicia celebración de Día de Muertos en sierra hidalguense

A las 12:00, con la quema de juegos artificiales, este día comenzaron los festejos de Todos Santos en esta localidad de la sierra hidalguense.

En cada hogar elaboraron sus tradicionales ofrendas en honor a sus difuntos, es una actividad familiar donde tanto adultos como niños contribuyen, desde construir el arco que representa la ventana entre la vida y la muerte, para recibir a las ánimas con todo un festín de colores, olores y sabores.

En el altar hay fotografías y objetos del familiar fallecido, decorado con un arco de flores de cempasúchitl, fruta de la localidad como plátanos y naranjas, pan de muerto típico de la región en forma de figura de muñeco y de coronas, veladoras y la imagen de algún santo, sin faltar el camino de pétalos de flor desde la puerta de la casa hasta la ofrenda.

Para los angelitos que fallecieron, colocan consomé de pollo, sopa, juguetes, chocolate y dulces tradicionales y agua y atole, además de tamales xala (elaborados a base de piloncillo), para que el alma del pequeño se sienta cómodo al llegar a su hogar.

Mientras que para los adultos difuntos, se les ofrece mole con pollo y arroz, tamales de carne de cerdo con pipián, sin faltar pan de la región, una cerveza y aguardiente,

En estos altares, las familias le brindan un espacio a aquellas ánimas que deambulan y no tienen quien les ofrezca una ofrenda y un rezo, por ello les colocan un vaso con agua y comida.

Rodrigo Rodríguez Cisneros, presidente municipal de Calnali, enfatizó la importancia de recordar a los seres queridos no sólo es de estas fechas, sino todo el año, sin embargo es tradición honrar a quienes partieron de esta vida.

Dijo que no es usado el papel picado ni otros elementos para no distorsionar la identidad de la cultura mexicana y conservar el toque tradicional de las ofrendas de esta zona de Hidalgo.