La migración, "el holocausto del Siglo XXI": Emiliano Monge

El escritor mexicano Emiliano Monge, quien se encuentra en Chile para participar en la Feria Internacional del Libro de Santiago, aseveró que "la migración es el holocausto del Siglo XXI".

Monge, autor de la conocida novela "El cielo árido", aseveró en entrevista con Notimex que el tema de su próxima obra "es el tráfico de personas y la migración ilegal, es sobre centroamericanos cruzando México".

Indicó que el escenario donde se desarrolla la trama es el mismo lugar de "El cielo árido", es decir, "un México sin ser México, pero mucho más amplio porque 'El cielo árido' sucede en una región y ésta novela sucede en todo ese país".

"La trama tiene que ver con el intento de cruzar ese espacio. Y es un poco cómo México se convierte en la tumba de esos migrantes. Son escenarios que son sólo infiernos", apuntó el autor, quien reside en Barcelona (España).

Agregó que "es una novela mucho más coral. Es una novela donde los migrantes no tienen nombres, porque es una de las cosas que se desprovee a los migrantes, se les roba la identidad en ese trayecto".

La novela, cuyo nombre tentativo es "Inocencia", consta de "tres historias: una de los migrantes, otra de amor entre los secuestradores y otra es la de los polleros, los que trasladan a las personas en una primera etapa de su trayecto".

"Los secuestradores tienen nombres, la pareja son Estela y Epitafio, y el resto son Mausoleo y Sepelio. Hay un juego con estos nombres y los del mundo de los 'polleros', ya que los que trafican sólo tienen apodos", comentó.

Monge, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), participa en los encuentros "Diálogos Latinoamericanos" que se realizan en el marco de la Feria Internacional del Libro de Santiago hasta el 10 de noviembre próximo.

Al respecto, comentó que los diálogos buscan "establecer vasos comunicantes entre las literaturas de los países latinoamericanos, establecer si la tradición que consideran suya los venezolanos o los chilenos es la misma, que se comparte".

"El diálogo de creadores de distintos países de la región permitirá saber si se comparten temáticas o si son distintas las que se están escribiendo en distintos países", indicó.

Advirtió, no obstante, que "lo que marcan estas cercanías va mucho más allá de la lengua e incluso, de la temática. Tienen que ver también con el estilo, con la forma de trabajo, con lo rudimentario del trabajo del escritor".

Ahora, dijo, la literatura de América Latina tiene que competir únicamente con las herramientas de la literatura. Y eso hace que ya no haya un movimiento único, hay muchos, y que lo que se busque no sea una visión estereotipada, sino que muchas cosas más".