Suspenden proyecto minero de canadiense Barrick Gold en Chile

La empresa minera canadiense Barrick Gold anunció hoy la suspensión temporal de las actividades de construcción del proyecto Pascua Lama, situado en Chile y Argentina, debido a una reducción de sus costos de capital en 2014.

Un comunicado de la firma divulgado en esta capital precisó que se trata de una "disminución temporal de la construcción del proyecto" y agregó que "la decisión de retomar el ritmo de construcción dependerá de mejores condiciones económicas para el proyecto".

Ello se refiere, precisó, a "costos futuros, las perspectivas para el precio de los metales y una menor incertidumbre asociada a asuntos legales y otros requerimientos regulatorios en Chile".

El presidente de Barrick Gold, Jamie Sokalsky, dijo en Canadá que "hemos determinado que, en este momento, el curso prudente es disminuir temporalmente la construcción del proyecto, pero naturalmente mantendremos nuestra opción de retomar el ritmo".

"La decisión de Barrick mantendrá la opción de valor de este gran recurso de clase mundial y su potencial para generar flujos de caja significativos durante los 25 años de vida de la mina y más allá", agregó.

El anuncio se produce cuando la empresa enfrenta una inminente huelga de sus trabajadores en Chile, los que respaldaron en forma masiva la acción sindical en demanda de mejoramiento de sus remuneraciones y condiciones de trabajo.

Esta víspera, la prensa económica chilena informó que la empresa estudia vender parte del proyecto Pascua Lama, donde ha invertido ocho mil 500 millones de dólares, así como otros negocios vinculados con el cobre en Chile, Zambia y Arabia Saudita.

El proyecto Pascua Lama, que ha enfrentado diversos problemas en materia ambiental en Chile y Argentina, contempla una explotación minera a cielo abierto, principalmente oro, pero también plata, cobre y otros minerales en territorio de ambos países.

El yacimiento está ubicado a cuatro mil 500 metros de altura, en la Cordillera de Los Andes, y obligaría a un desplazamiento de glaciares de la zona, lo que junto a la utilización de cianuro en la explotación amenazaría el regadío y cultivos de la región.

Las reservas calculadas son de 18 millones de onzas de oro, 731 millones de onzas de plata y 662 millones de libras de cobre, donde el 75 por ciento de los depósitos está del lado chileno y el resto en territorio argentino.