Piden legisladores europeos a Japón la abolición de la pena de muerte

Legisladores de la Unión Europea (UE) pidieron hoy a Japón que deje atrás la práctica de la pena de muerte, y recordaron que esa sanción es una violación a los derechos humanos.

Es necesario un debate entre la sociedad japonesa sobre el tema, para que sus miembros reciban amplia y correcta información sobre las ejecuciones en este país, dijo la parlamentaria Maeve Collins.

La legisladora, vicepresidenta de la delegación de la UE en Japón, hizo su llamado en un evento celebrado este jueves en la capital japonesa para analizar la abolición de la pena capital en el país asiático.

Por su parte Mario Marazziti, presidente del comité de Derechos Humanos de la cámara baja del parlamento de Italia, afirmó que el método japonés de ahorcamiento no es mejor que otras formas de aplicar la pena de muerte como la lapidación.

El pueblo japonés tiene que cambiar su mentalidad sobre este castigo, subrayó de acuerdo a un reporte de la agencia Kyodo.

Por la parte japonesa intervino Shizuka Kamei, presidente del comité parlamentario pro abolición de este castigo, quien atribuyó a la burocracia que siga esta sanción, pero la presión internacional la está debilitando, precisó.

Este año Japón ha efectuado seis ejecuciones, y cifras del ministerio de Justicia indican que en las cárceles del archipiélago se encuentran 132 presos condenados y pendientes de ejecución.

A nivel mundial, 150 de los actuales 193 países miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU) han abolido o aplicado una moratoria a la pena de muerte, y la UE prohíbe de manera expresa la aplicación de la pena capital a sus Estados miembros.