Impulsarán cultura de alimentación sana como materia en primaria

La titular de la Secretaría de Salud, Mercedes Juan López, informó que para impulsar una cultura de alimentación sana en los menores, como parte de la estrategia contra la obesidad y la diabetes, se trabaja con la SEP para establecer la materia de Salud en quinto o sexto grado de primaria y contenidos del tema en libros de texto.

Señaló que la Estrategia Nacional para la Prevención y Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, que este jueves presentará el presidente Enrique Peña Nieto, tiene el propósito de revertir el problema de salud pública en que se han convertido a largo plazo y que afecta, en el caso de la obesidad a 70 por ciento de la población.

En entrevista, Mercedes Juan resaltó los tres ejes rectores que formarán parte de esa estrategia, como son salud pública, atención médica y política regulatoria, a través de la cual también esperan detener el incremento de la diabetes durante los primeros dos años de su implementación.

Explicó que en materia de salud pública junto a las medidas de prevención, campañas de difusión, educación y promoción a la salud, se informará a la población sobre los cambios de hábitos en su alimentación y su activación física, para que conozcan los alimentos con alto valor nutrimental y con baja densidad calórica y puedan tomar decisiones.

En el caso de atención médica, anunció que se replicará el modelo de atención integral que el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición "Salvador Zubirán" ofrece al paciente diabético, a través de especialistas para evitar complicaciones y detectarlas a tiempo.

Paralelamente, dijo, se fortalecerán las unidades médicas de atención primaria de las instituciones, para que tengan la capacidad de atender y controlar a pacientes en ese nivel y no lleguen a los hospitales de tercer nivel.

Respecto a la política regulatoria, se plantea que los impuestos coadyuven a que las personas consuman menos cantidad de bebidas azucaradas y los alimentos de alta densidad calórica, indicó.

"Esperemos que se cambien esos hábitos, ese comportamiento de no consumir en exceso los refrescos o bebidas azucaradas", sostuvo la funcionaria, y precisó, "no es que sean malas, ni sean nocivas, simplemente cuando se consumen en exceso pueden causar ese daño a la salud".

Aunado a ello, también se están llevando a cabo modificaciones al etiquetado de alimentos y bebidas para que las personas conozcan el número de calorías que tienen por proporción los alimentos y las bebidas, así como el porcentaje de sodio y carbohidratos, puntualizó.