Partidos tienen opiniones divididas sobre labor de Valdés en el IFE

En medio de serias diferencias entre los partidos políticos sobre su opinión del trabajo efectuado en el Consejo General del Instituto Federal Electoral (IFE), cuatro consejeros dejaron su cargo en el organismo.

Los cuestionamientos más duros relacionados a la gestión de Leonardo Valdés Zurita como consejero presidente, fueron de Ricardo Mejía Berdeja, consejero del Poder Legislativo por Movimiento Ciudadano.

Consideró que si bien las personas no hacen las instituciones, sí pueden contribuir a deshacerlas o menoscabarlas, "y en nuestra opinión, el IFE pasó de ser una institución ciudadanizada que contribuyó a empezar la transición a la democracia, y ha venido hoy a devaluarse".

A su vez, el representante del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Camerino Eleazar Márquez, dijo que si bien la relación de los partidos de oposición con los entes electorales siempre ha sido compleja, "nunca antes había sucedido que la autoridad electoral se confrontara directamente con ellos".

Ello, al recordar la defensa de encuestadoras tendenciosas, "diciendo que los ciudadanos mexicanos difícilmente se dejan influir por las encuestas que se publican en los medios de comunicación, todavía en el proceso de veda electoral".

El representante legislativo del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Mauricio Sahuí, señaló que su instituto político le da valor al disenso, tanto más cuando éste se hace con ánimo creativo y constructivo.

"Podremos no estar de acuerdo en todos los acontecimientos que en razón de la naturaleza jurídica de este instituto se vivieron", enfatizó Sahuí Rivero.

Resaltó que "creemos, la fortaleza de una institución siempre será más importante en nuestro desarrollo como país, que opiniones particulares o facciosas, que de igual manera pueden seguir su curso en las instituciones que corresponda".

En su turno, el representante panista ante el IFE, Rogelio Carbajal Tejada, opinó que pese a las naturales diferencias de puntos de vista en la aplicación y las decisiones que se tomaron en el seno del Consejo General, "su trabajo ha sido atendiendo a un concepto básico de la democracia y de la autoridad, que es el de la imparcialidad".

Carbajal Tejada opinó, sin embargo, que "todavía hay algunas decisiones que están en manos del Tribunal Electoral, algunas decisiones trascendentes en las que particularmente el PAN discutió y tuvo disenso con la decisión mayoritaria de este Consejo General; será entonces el tribunal quien tendrá la última palabra".

El representante del Partido Acción Nacional (PAN) puntualizó que pese a lo anterior, su partido debe reconocer, el trabajo del consejero presidente y de los consejeros que este miércoles concluyen su cargo.

Finalmente el comisionado legislativo del PRD, Marcos Rosendo Medina Filigrana, recordó que en múltiples ocasiones, en la mesa del Consejo General expresó su punto de vista sobre la actuación del órgano electoral en su conjunto.

Por tal razón, el perredista resaltó que un elemental sentido de caballerosidad y de diplomacia, "lo exhorta a desear buen camino a quienes concluyen su encargo. Pero también, la más elemental congruencia me obliga a reiterar mi posición de desacuerdo en torno a diversas resoluciones que aquí se han emitido".

Antes de dejar la encomienda que asumió en febrero de 2008, el presidente del IFE, Leonardo Valdés, instruyó a la Secretaría Ejecutiva a elaborar un proyecto de acuerdo y emitir la convocatoria respectiva para que el Consejo General se reuna mañana, dado que quedará acéfalo a partir del primer minuto del jueves.

"Como mi último acto de responsabilidad frente a esta institución, he dejado firmada la convocatoria para que el día de mañana pueda sesionar el consejo General del instituto", informó.

Recordó que la Ley electoral establece que sólo el consejero presidente en funciones puede convocar "y como un acto de responsabilidad he dejado firmada la convocatoria".

Valdés Zurita aclaró que el proyecto de acuerdo permitirá que las comisiones del Consejo General, queden debidamente integradas entre los consejeros que se quedan en el Instituto.